Inicio BOXEO MUNDIAL El mes de peleas obligatorias

El mes de peleas obligatorias

53
0
Compartir

El combate del sábado causó gran expectativa y en gran medida es un acierto más a una regla del WBC

El mes de peleas obligatorias
Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán / Opinión El Heraldo de México

POR: MAURICIO SULAIMÁN 

El combate del sábado causó gran expectativa y en gran medida es un acierto más a una regla del WBC

Imposible no comenzar esta columna hablando del espectacular encuentro entre dos guerreros del ring, dos mexicanos que pusieron al boxeo en lo más alto antes, durante y después de su combate de este sábado 20 en Las Vegas.

Óscar Valdez noqueó de manera dramática y fulminante al ahora exmonarca Miguel Berchelt. Valdez es ahora campeón mundial superpluma del Consejo Mundial de Boxeo; algo que, repetidamente, ha expresado como su sueño desde la niñez.

El hoy campeón Óscar Valdez (izq.) forma parte del equipo Ring Telmex-Telcel, desde 2012. Foto: Especial

En un deporte muy difícil, hay casos que complican aún más las cosas, pues estamos hablando de dos amigos enfrentándose en el ring. Los dos forman parte del equipo Ring Telmex-Telcel, desde sus inicios en el boxeo; son compañeros y han celebrado éxitos juntos, hasta que el destino los llevó a enfrentarse por el campeonato mundial WBC.

Valdez representó a México en dos Juegos Olímpicos y de ahí brincó al profesionalismo; se convirtió en campeón pluma de la WBO, hasta que dio el brinco al peso superpluma. Peleó y ganó una eliminatoria final ante Adam Lopez, para llevarse así el derecho a combatir ante el campeón mundial de la división.

Berchelt, por su lado, conquistó el título en enero de 2017, noqueando al gran ex campeón mundial, el mexicano Francisco Vargas. En estos cuatro años como monarca defendió su corona en seis ocasiones, y era considerado uno de los más sólidos campeones mundiales del momento.

La promotora Top Rank tuvo gran visión y fue preparando este combate desde años atrás, y todo se formalizó cuando Valdez se convirtió en el retador obligatorio. La pelea estaba programada para 2020, pero un positivo por COVID-19 de Berchelt retrasó la contienda.

Esta pelea causó gran expectativa, pues es garantía ver grandes combates cuando dos mexicanos se enfrentan en el ring. Infinidad de notas resaltaron las históricas batallas entre mexicanos y las redes sociales se inundaron de listas que comparaban esta pelea con históricos combates como: Morales vs. Barrera. quienes pelearon tres veces; Zárate vs. ZamoraMárquez vs. BarreraIsrael Vázquez vs. Rafael Márquez, quienes pelearon cuatro veces, y muchas otras más.

Precisamente se celebraron 21 años de la primera pelea entre Érik Terrible Morales y Marco Antonio Barrera, combate que se dio un 19 de febrero de 2000, y 28 años de aquel histórico lleno del Estadio Azteca, cuando Julio César Chávez noqueó en cinco rounds a Greg Haugen, combate que tiene el récord Guinness de mayor asistencia con boleto pagado.

Esta pelea no fue la excepción; Valdez dominó, lastimó y terminó noqueando a Berchelt, pero éste se portó valiente y fue peligroso hasta el último momento.

Un pasaje que quedará para la memoria fue la increíble muestra de humildad y hermandad entre ambos. Óscar Valdez se arrodilló ante Berchelt para reconocerle su grandeza, y ambos intercambiaron palabras muy emotivas; fue entonces que la estafeta se pasó de un gran campeón a otro. Felicidades Óscar Valdez, tu sueño se ha hecho realidad; ánimo Berchelt, estarás de regreso.

Eddy Reynoso está pasando por un gran momento en su carrera. Recientemente ganó su reconocimiento como el entrenador del año 2020, pues logró coronar a tres campeones mundiales, y apenas entrando en este 2021 ha hecho triunfar a Óscar Valdez. Felicidades Eddy, y así como dice tu reconocido lema: “No Boxing, No Life”.

El WBC introdujo una regla muy importante para el boxeo: “El retador mandatorio”; también se le dice retador oficial o retador obligatorio. Antes del WBC no existía y los campeones podían defender su título con quien ellos escogieran, y sucedía que muchos grandes prospectos no recibían la oportunidad de pelear por el título, inclusive siendo clasificados como número uno de la división, pues simplemente eran ignorados por su peligrosidad.

Un ejemplo es Mantequilla Nápoles, quien estuvo clasificado número uno del mundo por seis largos años, sin recibir la oportunidad; otro más fue Archie Moore.

El Consejo introdujo la regla a principios de los 70, y ha sido la fórmula para que muchos de los grandes campeones logren coronarse. El monarca en turno tiene la obligación de enfrentar al retador oficial cada 12 meses. Cuando se ordena la pelea se dan 30 días para libres negociaciones y si no hay acuerdo, se celebra una subasta en la que todos los promotores pueden participar, y quien puje la mayor cantidad obtiene los derechos de promover dicha función.

Este sábado, en Miami, se llevarán a cabo dos peleas obligatorias más. El monarca mundial de peso mosca: el mexicano Julio César Rey Martínez se enfrentará al boricua McWilliams Arroyo, y el gran campeón Saúl Canelo Álvarez hará su defensa obligatoria ante el turco Avni Yildirim.

El nuevo monarca superpluma del WBC se preocupó por la salud de Miguel Berchelt. Foto: TOP RANK

¿SABÍAS QUE…?

George Foreman fue retador oficial de Joe FrazierSugar Ray Leonard de Wilfredo BenítezDurán de LeonardDe la Hoya de ChávezChiquita González del coreano LeeÉrik Morales de ZaragozaFloyd Mayweather de De la Hoya y Tyson Fury de Deontay Wilder, sólo por mencionar algunos ejemplos. Óscar Valdez se coronó como retador oficial de Miguel Berchelt.

Anécdota de hoy

El campeonato mundial de peso superpluma se encontraba vacante, ya que El Macho Camacho decidió subir a peso ligero. El clasificado número uno era Mario Azabache Martínez y se tenía que ordenar una pelea por este título.

Un día se dio un encuentro entre el ya fallecido entrenador, Ramón Félix, y mi papá. Félix traía un jovencito con él; un boxeador tímido que vestía una playera blanca rota, así como las que están de moda ahora, pero ésta tenía un rasgado real, pues era un joven muy humilde. Don Ramón se acercó a mi papá, le sobó la panza como si fuera un Buda y le dijo: “Don José, denos la oportunidad, este chamaco va a ser un gran campeón mundial”…

Don José ya lo había visto pelear en una guerra que se dio en una cartelera de Don King en Los Ángeles y le gusto mucho… “Mire, mi querido Ramón, voy a pedir una votación a la junta de gobierno, pues su peleador está clasificado como número seis, pero voy a intentar que se apruebe, que se ordene la pelea contra el Azabache por el campeonato vacante”.

La votación fue aprobada y el 13 de septiembre de 1984, Julio César Chávez noqueó en ocho rounds al amplio favorito, convirtiéndose en el nuevo campeón mundial WBC superpluma; el mismo campeonato que este sábado Óscar Valdez conquistó ante Miguel Berchelt.

POR MAURICIO SULAIMÁN
PRESIDENTE DEL CMB

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here