Inicio BOXEO MUNDIAL Requiem al excampeón Royal Kobayashi

Requiem al excampeón Royal Kobayashi

124
0
Compartir

Por Joe Koizumi

Los periódicos de hoy en Japón informaron sobre el triste y doloroso fallecimiento del ex campeón de peso súper gallo del WBC, Royal Kobayashi, quien supuestamente perdió la vida el 17 de noviembre. Nuestro profundo dolor proviene del hecho de que no hemos sido informados de su muerte durante tanto tiempo. Al menos tres semanas han pasado desde su fallecimiento. El una vez héroe del ring popular, Kobayashi ya no se quedó en nuestra fraternidad como boxeador, sino que trabajó como guardia de seguridad en su Kumamoto natal, un lugar local del sur muy lejos de Tokio. Tenía 71 años.

Su verdadero nombre era Kazuo Kobayashi, y cuando se convirtió en profesional, comenzó a pelear bajo el nombre de guerra Royal Kobayashi nombrado por su manager Yoshinori Takahashi, ex retador mundial de las 140 libras que no pudo ganarle el cinturón a Eddie Perkins.

Kazuo se graduó de la Universidad de Takushoku y entró en las Fuerzas de Autodefensa de Japón (JSDF). Habiendo compilado una excelente marca amateur de 34-3, 29 paros, participó en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. Kobayashi procedió a los cuartos de final al derrotar a Pat Ryan (Nueva Zelanda) y noquear a Pasqualin Morbidelli (Italia). Fue Andras Botos de Hungría quien derrotó a Kobayashi, quien regresó a Japón sin una medalla esperada y con el corazón roto.

El bigotudo olímpico hizo un sensacional debut profesional al derrotar a Kumazawa, clasificado en Japón, en ocho rondas en febrero de 1973. Desde su segundo combate, Kazuo registró once nocauts consecutivos, incluido un paro del ex retador mundial José “Huitlacoche” Medel en la última pelea de la leyenda mexicana en 1974.

Habiendo conseguido un récord impecable de 18-0, 16 KOs, Royal tuvo una ambiciosa oportunidad en el cinturón de peso pluma de la AMB contra Alexis Arguello solo para ser despachado con viciosos golpes al cuerpo en el quinto round en 1975. Royal, probando su primera derrota, revisó su actuación y dijo: “Fue como si me hubieran atrapado con un picahielo en el vientre”. En su regreso, Kobayashi venció a Ushiwakamaru Harada (el hermano menor de Fighting Harada) por puntos ese año.

Kobayashi luego se trasladó a la división de las 122 libras y destronó al gobernante del WBC, el panameño Rigoberto Riasco por nocaut en el octavo asalto en Tokio en octubre de 1976. Sin embargo, Kazuo lamentablemente perdió su cinturón en su defensa inicial, donde perdió una decisión mayoritaria (148 -146, 148-144, 146-146) contra  Dong-Kyun Yum siendo retador en Seúl, Corea, en noviembre. Su reinado de 47 días es el más corto jamás anotado entre los campeones mundiales japoneses. Además, Kobayashi es el primer graduado universitario de todos los campeones mundiales producidos en Japón.

El cinturón mundial de las 122 libras cambió de manos afanosamente, y fue de un prodigio puertorriqueño llamado Wilfredo Gómez el que salió de la lona y destronó al nuevo campeón Yum por un nocaut en el duodécimo asalto en San Juan, Puerto Rico, en mayo de 1977. Su segunda defensa tuvo lugar en Kitakyushu, Japón, donde Gómez aniquiló a Kobayashi en tres asaltos impresionantes en enero de 1978. El peleador japonés fue duramente golpeado por el gancho de izquierda de Gómez.

Tres meses después, Royal capturó el cinturón de peso pluma de la OPBF al detener al coreano Bok-Soo Hwang en la décima sesión, y procedió a su tercer intento de ganar el cinturón mundial. Esta vez, su objetivo fue el campeón de las 126 libras de la AMB, Eusebio Pedroza, quien lo golpeó sin piedad hasta que lo sometió después de la decimotercera ronda en el Korakuen Hall, Tokio, en enero de 1979. Pedroza era simplemente demasiado rápido y esquivo para que Royal lo alcanzara.

En siete ocasiones, Kobayashi retuvo con éxito su cinturón OPBF de 126 libras en su haber, pero finalmente lo cedió a Jung-Han Hwang vía nocaut en el primer asalto en Seúl, Corea, en octubre de 1981. Fue para el guerrero de 32 años de edad su última aparición en las filas pagadas.

Se desempeñó como entrenador en Sendai Gym, Shinto Gym y Yokohama Hikari Gym (donde cultivó al campeón OPBF Ichitaro Ishii y al dos veces retador mundial Ryo Akaho), y dejó de entrenar para abandonar el mundo del boxeo.

Incluso no siendo tan hábil, era realmente un artista del KO principalmente gracias a su gancho de izquierda característico. Su récord fue de 35-8, 27 KOs. Que su alma descanse en paz. (12-10-2020)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here