box al dia - boxeo mundial

Declaración del dueño del Oasis Gym tras el fallecimiento de Dylan N. Gutiérrez

Isaac Guerra

Ciudad Juárez, Chihuahua – En medio del luto y las críticas que han rodeado el trágico fallecimiento de Dylan Nahum Gutiérrez Saucedo el pasado 29 de mayo de 2024, Oscar E. Flores, propietario del Oasis Gym, rompió el silencio para abordar las acusaciones y ofrecer su versión de los hechos.

“Por respeto al dolor y la tristeza de la familia, no había emitido un pronunciamiento hasta ahora”, comenzó diciendo Flores en una conferencia de prensa que tuvo lugar en las instalaciones del gimnasio. “Sin embargo, los ataques, insultos y amenazas que he recibido me han obligado a aclarar públicamente la situación”.

Integridad de la grabación: Flores enfatizó que el video del incidente nunca fue manipulado y que las autoridades pertinentes han asegurado el equipo de grabación para su análisis. “Estamos dispuestos a cooperar completamente con cualquier investigación que se lleve a cabo”, aseguró.

Voluntariedad de la participación: En respuesta a las críticas sobre la participación de Dylan en el sparring que terminó en tragedia, Flores defendió que el joven tomó la decisión de participar por su propia voluntad. “Dylan buscó ‘sparrear’ con otros compañeros, todos novatos como él. No fue una actividad forzada por parte del gimnasio”, explicó.

Respuesta y atención inmediata: Relatando los eventos ocurridos ese fatídico día, Flores destacó que tanto el entrenador de boxeo como el personal del gimnasio actuaron rápidamente al notar el deterioro de la salud de Dylan. “Ante la gravedad de la situación, decidimos trasladarlo al hospital por nuestros propios medios sin esperar a una ambulancia, con la intención de brindarle atención médica urgente”, detalló.

Colaboración con las autoridades: Subrayando la transparencia del gimnasio, Flores aseguró que entregaron el equipo de video a las autoridades para su análisis forense y que todos los miembros del gimnasio han comparecido a declarar según lo solicitado. “Desde el primer momento, hemos cooperado plenamente con las autoridades y facilitado toda la información requerida para esclarecer los hechos”, afirmó.

Advertencia contra difamaciones y amenazas: En un tono firme, el propietario del Oasis Gym hizo un llamado a la comunidad para evitar el uso del trágico suceso con fines personales, políticos o mediáticos. “La muerte de Dylan ha sido una tragedia inmensurable para todos nosotros. No permitiremos que su memoria sea mancillada por difamaciones infundadas o amenazas hacia nuestra integridad como gimnasio”, advirtió.

Compromiso con la seguridad y el bienestar de los deportistas: Concluyendo su declaración, Oscar E. Flores reafirmó el compromiso del Oasis Gym con la seguridad y el bienestar de todos sus deportistas. “Estamos revisando nuestros protocolos internos y fortaleciendo nuestras medidas de seguridad para prevenir incidentes similares en el futuro. La seguridad de nuestros clientes es nuestra prioridad absoluta”, concluyó.

La muerte de Dylan Nahum Gutiérrez Saucedo ha conmocionado profundamente a la comunidad deportiva local y ha planteado importantes interrogantes sobre la seguridad en los deportes de contacto, así como sobre la responsabilidad compartida entre los gimnasios, los entrenadores y las autoridades reguladoras.