box al dia - boxeo mundial

‘PICAPIEDRA’ SILVA SE DESLINDA DE LA MUERTE DEL JOVEN DYLAN EN CIUDAD JUÁREZ

Isaac Guerra/Ciudad Juárez, Chihuahua

En medio del doloroso suceso que ha conmocionado a Ciudad Juárez por la muerte del joven boxeador Dylan Gutiérrez, ha surgido la versión del entrenador involucrado, Manuel Fernando Silva Juárez, quien ha decidido hablar para, según él, esclarecer los hechos en torno al trágico incidente que cobró la vida de un pugilista amateur. Esta declaración fue enviada al Diario de Juárez, el periódico de máxima circulación local.

Según la autopsia, la causa de muerte del pugilista fue debido a un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral, resultado de un incidente que aparentemente ocurrió en el Oasis Gym Oficial. Dylan estuvo internado en el Hospital General de Ciudad Juárez durante 14 días y el entrenador que se autoexculpa, no fue a visitarlo para saber en qué situación se encontraba.

“Amigos, les pido que compartan esto para que la verdad salga a la luz. Mi nombre es Manuel Fernando Silva Juárez, entrenador de boxeo en Oasis Gym Oficial. Todo lo que se ha dicho en los medios es falso. Yo nunca haría algo así. Esto es lo que realmente sucedió en Oasis Gym Oficial”, declaró Silva Juárez, refutando las versiones publicadas hasta ahora y mencionando que el Dr. Lorenzo Soberanes, mencionado en los reportes, no estuvo presente durante los eventos.

Según su testimonio, el incidente ocurrió el 29 de mayo mientras Dylan Gutiérrez realizaba una sesión de boxeo con Antonio Martínez, quien tenía cuatro meses entrenando. Ambos, Martínez y Silva Juárez, han dado su declaración a las autoridades pertinentes.

“Contrario a lo que se ha afirmado, Dylan no fue noqueado como se ha dicho. Se acercó a mí para quitarse el casco, mencionando que no había comido. Luego se desmayó. Lo llevamos afuera a una terraza para que tomara aire fresco, ya que dentro del gimnasio el calor puede ser sofocante. Al no mostrar mejoría, decidimos trasladarlo a la clínica Santa María para recibir atención médica”, explicó Silva Juárez.

En la clínica, les informaron que Dylan sufría de deshidratación severa y, ante la necesidad de intubarlo en caso de que dejara de respirar, se vieron impedidos por no ser familiares directos y no contar con la autorización necesaria. Por falta de contacto con los padres de Dylan, el personal médico sugirió trasladarlo al Hospital General.

“Consultamos con el médico sobre la posibilidad de llevarlo en una ambulancia, pero nos indicaron que debíamos transportarlo como llegó. Durante el trayecto entre la clínica Santa María y el Hospital General, nos comunicamos con los padres, quienes llegaron al hospital posteriormente. En nuestra conversación, la madre mencionó que le había dado dinero a Dylan para comprar algo de comer antes del entrenamiento. Esta es la verdad de los hechos”, detalló Silva Juárez.

El entrenador concluyó su declaración expresando preocupación por las amenazas recibidas desde que el Dr. Soberanes hizo declaraciones públicas sobre el incidente, e instó a que se divulgue la verdad de lo ocurrido.

“Publico esto porque he sido amenazado por personas que no conocen los detalles reales de lo sucedido”, finalizó Silva Juárez.