box al dia - boxeo mundial

Édgar Alejandre: La Voz Oficial del Boxeo

Por Isaac Guerra

Édgar Alejandre es un personaje muy reconocido en la Lucha Libre, el Boxeo y Artes Marciales Mixtas, su versatilidad como anunciador le permite amenizar eventos deportivos y de espectáculos, es todo un ser que contagia con su talento detrás del micrófono.

Con tres décadas cumplidas en el arte que domina sobre el ensogado, siendo un referente en las transmisiones de los Viernes de Boxeo de Televisa, los boxeadores interactúan con él con la confianza que les brinda a los protagonistas de las veladas, inclusive en las ceremonias de pesaje bromea y tal vez a algunos no les agrada, otros hasta lo disfrutan.

Edgar es de esos seres que les gusta manifestar siempre su opinión, tiene ese don de decir lo qu piensa, no se detiene y con eso se nace, por ello es que desde la escuela le gustaba estar ahí al frente, ahí empezó su comunión con el micrófono que con el tiempo se convirtió en su mejor arma, aunque bien es cierto que la pólvora no explota en manos de pend… lo cierto es que esa comunión de nuestro personaje con el aparato fue perfecta, los maestros de la primaria lo aventaban al foro, «pásele, usted puede» y correspondía a esa confianza hablando con lo que le salía del alma, del corazón, sin censura ni línea, eso lo hizo andar en este camino como caballo fino de carreras, corriendo en la vida con el micrófono en mano.

Su estilo de vida lo llevó a tomar esta profesión con amor y respeto, la gente lo pedía, lo solicitaba y le daba esa confianza de que amenizara los eventos, todos los que hubiera y se le atravesaban en el camino, como cuando los grupos musicales empiezan, tiene que hacer sacrificios para caer en la aceptación del público.
Incursionó en la radio con su talento, necesitaba decir lo que pensaba, siempre del lado de la justicia, eso es lo que le caracteriza, y no tiene empacho en decirlo, si la contraparte no está de acuerdo, no discute, con un «que te vaya bien, manito», corta por lo sano, bien dice, «más vale que haya un pendejo y no dos»
Aunque ustedes no lo crean, Édgar es una figura con su estilo único en el boxeo, de las voces más electrizantes, su voz de trueno estremece el ring y pone la piel chinita a los que están a su alrededor, a los presentes les sube la adrenalina al escucharlo.
Sin embargo, su pasión más fuerte es la lucha libre, donde se dedica a trabajar como promotor en su natal Jalisco, donde la gente lo reconoce, pues en las luchas es quien se encarga de calentar el ambiente, hay una anécdota de Edgar que en una ocasión en un bar, en una rueda de prensa, la intensidad fue tanta que las sillas y mesas salieron volando, los vidrios quebrados y hasta las pantallas de televisión terminaron destruidas y el dueño del local, quedó tan emocionado que no hizo nada, esa pasión, esa adrenalina es la que Edgar Alejandre hace que fluya con su talento.
Aunque es muy reservado, Edgar tiene una bonita familia a la que le dedica su tiempo, no los trae a la escena pública, él trabaja para ellos, es un comunicador natural, pero que también tiene su carrera de Ciencias de la Comunicación, lo que también le llevó a trabajar como funcionario público en el gobierno estatal.
El momento cumbre de Edgar fue cuando el promotor Héctor García de HG Boxing, quien transmitía sus eventos por Televisa en los Sábados de Box, lo llama y empieza a trabajar en las diferentes plazas del país, de ahí pasa a Promociones del Pueblo, que hoy es Latin Ko Promotions, logrando mantenerse en el gusto del público.
Cuando Héctor García lo reclutó, fue en una de sus funciones en la cual peleó Óscar ‘El Chololo’ Larios y también Saúl ‘El Canelo’ Álvarez, aunque en un principio no quería, pues el boxeo se considera un deporte serio,

Lo importante del deporte es que te deja amigos y esos Édgar los tiene a montones, en toda partes del país, es un personaje que tiene ese poder de convocatoria y con estilo propio, aquí no es de ‘quién es más macho’ ni de ‘aprieten sus cinturones’ ni nada de eso, él tiene su propio ser, es original y el ganador, por decisión unánime en el ring de la vida es, ¡EDGAAAAAAAAR ALENADREEEEEEEE!.