box al dia - boxeo mundial

Polémica en el Boxeo: Tarjetas manipuladas y resultado controvertido en San Juan de Los Lagos

Isaac Guerra

El pasado 17 de mayo, en una velada organizada por la empresa Bxstrs en San Juan de Los Lagos, Jalisco, se desató una polémica sin precedentes en el mundo del boxeo. La pelea, pactada a 10 rounds, terminó en un desenlace cuestionable que ha generado indignación entre los aficionados y los involucrados en el deporte.

En un combate que enfrentaba a Jonathan Rojas y a Ronaldo Ruelas, se vivió una situación insólita. A pesar de que la pelea se llevó a cabo a 10 asaltos, al hacerse el anuncio oficial por parte del anunciador, Arturo Muñoz, se dieron puntuaciones correspondientes a tan solo 8 episodios. Juan Pérez: 76-74, Simón Contreras: 76-74 a favor de Ruelas y Juan Contreras: 75-75. Esto generó confusión y levantó sospechas sobre la integridad del resultado.

El escenario se tornó aún más controvertido cuando se reveló que una de las tarjetas de los jueces, específicamente la del juez Juan Pérez (76-74), había sido manipulada en el noveno asalto. Un punto que originalmente había sido otorgado a favor de Rojas, fue alterado y se le adjudicó a Ruelas, cambiando el curso del combate y el resultado final.

Las tarjetas de los otros dos jueces, Simón Contreras y Juan Contreras, también generaron polémica. Mientras Simón Contreras daba una puntuación de 76-74 a favor de Ruelas, Juan Contreras marcaba un empate 75-75, lo que de no haberse manipulado la tarjeta de Juan Pérez, habría resultado en un empate mayoritario.

Tomás Rojas, ex campeón mundial y manager del boxeador Jonathan Rojas, expresó su indignación en redes sociales, solicitando la revocación del resultado de la pelea. Rojas argumentó que tanto él como muchos espectadores presentes en el evento, consideraban que Jonathan Rojas iba ganando la pelea antes del controvertido fallo del anunciador.

La comisión de boxeo de Guadalajara Jalisco ha sido llamada a asumir su responsabilidad en este asunto, a fin de investigar a fondo las irregularidades y garantizar la transparencia en futuros eventos pugilísticos.

Este incidente ha puesto de manifiesto la importancia de la integridad y la imparcialidad en el mundo del boxeo profesional, así como la necesidad de medidas concretas para prevenir la manipulación de resultados y proteger la reputación de los boxeadores.