box al dia - boxeo mundial

Oleksandr Usyk venció a Fury para proclamarse Campeón Indiscutido

“The Gypsy King” Fury cedió su título pesado del CMB al ucraniano Oleksandr Usyk, quien sumó ese título a sus coronas pesadas de la AMB, OMB y FIB

Pablo Fletes

Oleksandr Usyk venció a Tyson “The Gypsy King” Fury. Top Rank

El ucraniano Oleksandr Usyk hizo historia este sábado, al derrotar por decisión dividida al inglés Tyson “The Gypsy King” Fury, para convertirse en el Campeón Mundial Indiscutido de los pesos completos, en una batalla épica que fue la estelar de una grandiosa cartelera que se llevó a cabo este sábado en el Kingdom Arena de Riad, Arabia Saudita.

Usyk dominó buena parte del combate, puso en malas condiciones al “Rey de los Gitanos” Fury en más de una ocasión, incluso aunque no visitó la lona, se le contabilizó una caída al inglés en el noveno round, cuando estaba noqueado de pie, y se sostuvo en las cuerdas para no caer. 

El dominio de Usyk fue claro en la segunda mitad del combate, pero los jueces Mike Fitzgerald y Manuel Oliver Palomo apenas lo vieron ganar con ventajas de 114-113 y 115-112, respectivamente, mientras que un tercer lateral (Craig Metcalfe) anotó 114-113 a favor de Fury, en la tarjeta más sin sentido del combate.

Fury llegó a este combate como el Campeón de la Asociación, la Organización y la Federación Internacional de Boxeo, en la división de los pesos pesados, y con el épico triunfo, sumó el cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), para convertirse en el Campeón Indiscutido de la máxima categoría del boxeo.

En medio de un gran ambiente y una impresionante asistencia de deportistas actuales y de antaño de varias disciplinas, el primer round fue de poca acción, pero Usyk siempre fue para adelante, atacando, tratando de dar pelea. La mejor mano la conectó Fury con una izquierda por encima que se estrelló en el rostro del inglés. A ratos, Fury trató de hacer payadas, pero Usyk no cayó en el juego.

Usyk inició muy bien el segundo asalto con una dura combinación de manos, a lo que Fury respondió con gesto de burla. Pero su rostro mostró todo lo contrario, y Fury se estuvo tocando la nariz en una señal de inconformidad. Fury pasó muchos golpes, pero no fue tan efectivo como se esperaba.

Fury inició bien el tercer asalto con una larga derecha al rostro de Usyk. Trata de boxear, de mantenerse a distancia, y a pesar de un aparente problema en la nariz, estuvo soltando bien sus manos para mantener a distancia al ucraniano. Usyk conectó una buena izquierda al final del asalto, pero no hubo una mayor actividad.

En el cuarto round, Fury se vio más activo, llegando mejor con sus cortas combinaciones, peleando a distancia, caminando en contra de la mano fuerte de Usyk. Se vio más rápido el inglés, que sigue haciendo mofa del poder de Usyk.

Fury siguió llegando con más golpes de poder en el quinto round, mismos que pusieron en malas condiciones a Usyk y lo frenaron en su avance. Fury lanzó varios golpes a la zona baja de Usyk, quien se queja. Fury lanzó más golpes y cargó todo su cuerpo encima de Usyk para restarle fortaleza.

Fury conectó golpes de mucha consideración a Usyk en el sexto, en especial una derecha en un forcejeo cuerpo a cuerpo y luego un upper cut que frenó por completo a Usyk, y lo desajustó. Pero la buena preparación mantuvo en pie a Usyk, en un asalto que lo vivió complicado por el poder y velocidad del espigado peleador inglés.

Usyk finalmente tuvo un mejor asalto en el séptimo asalto. Llegó con más poder y precisión, causó daño en el rostro Fury, quien insiste con sus problemas de respiración.  Usyk estuvo siendo atendido por un corte.

En el octavo, Usyk estuvo más efectivo llegando con más golpes de poder, rompe la distancia, ataca con más efectividad y le provoca un fuerte sangrado en la nariz de Fury. Ganá con calidad 

En le noveno, Usyk puso en malas condiciones a Fury con su golpeo de poder. No cayó a la lona por las cuerdas, pero el referí Mark Nelson dio por oficial la caída, ya que el “Rey de los Gitanos” estaba en muy malas condiciones víctima de la presión y una serie de izquierdas de poder de Usyk.

En el décimo, Usyk mantuvo la presión, pero no fue tan efectivo como en el noveno. Estuvo más insistente, sobre todo con esa izquierda de poder.

En el round 11, Usyk salió decidido a presionar, se fue encima de Fury. Pero le bajó un poco la intensidad al ataque porque Fury se mantuvo siempre a distancia, soltando su derecha larga, pero sin ser efectivo. En este asalto, la derecha de Usyk estuvo más efectiva.

En el cierre el combate, Fury siguió presionando, llegando al rostro de Fury, quien respondió y no se dejó intimidar en un bonito cierre de pelea experimentando también un buen cierre.

Al final, el gran vencedor fue Usyk, quien con la victoria elevó su palmarés a 22-0, con 14 nocauts, mientras que Fury finalmente perdió su invicto, dejando su record en 34-1-1, con 24 nocauts.

Usyk se convirtió en el peleador hombre en alcanzar el estatus de Indiscutido en dos divisiones, uniéndose a Terence Crawford y Nagoya Inoue. Pero el título sólo podrá ser Indiscutido por un corto tiempo ya que la FIB no permitirá la revancha automática.