box al dia - boxeo mundial

Sorpresa en Cuernavaca: Israel Ramírez vence a Jesús «Veneno» Arechiga

Isaac Guerra

En una noche llena de emociones y drama en el ring, Israel Ramírez se alzó con una impresionante victoria sobre Jesús «Veneno» Arechiga en la pelea por el título NABF del Consejo Mundial de Boxeo. El enfrentamiento, que tuvo lugar en el prestigioso n el Centro de Convenciones Morelos, en el pueblo mágico de Xochitepec, Morelos, fue mucho más que una simple contienda deportiva; fue un enfrentamiento épico que mantuvo a los espectadores al borde de sus asientos.

Desde el primer campanazo, Ramírez y Arechiga protagonizaron una batalla intensa y emocionante, donde se vio una guerra de estilos entre Ramírez y el hábil Arechiga. Ramírez demostró su dominio con un juego de piernas rápido y una precisión letal en sus golpes, mientras que Arechiga mostró su valentía y habilidad para contraatacar en cada oportunidad que tuvo.

A lo largo de los 10 asaltos, Ramírez impuso su voluntad y su ritmo en el ring, manteniendo a raya a su oponente con un jab de derecha preciso y potentes combinaciones. A pesar de los valientes esfuerzos de Arechiga por cambiar el rumbo de la pelea, Ramírez se mantuvo firme y determinado, nunca retrocediendo ante la presión.

Al final del combate, los jueces anunciaron su veredicto: una decisión unánime a favor de Israel Ramírez, con puntuaciones de 95-94, 96-94 y 96-92. Con esta victoria, Ramírez no solo se corona como campeón NABF del Consejo Mundial de Boxeo, sino que también se consolida como una de las figuras más destacadas en la división de las 122 libras.

El peleador cachanilla sumó su triunfo 20 a cambio de 2 derrotas, mientras que el mazatleco de la cuadra de la familia Zápari, desmereció a 21-1 con 15 nocauts.

La pelea fue el evento estelar de una emocionante velada presentada por la reconocida empresa Zanfer, de Fernando Beltrán, y contó con la cobertura y transmisión en vivo por parte de TV Azteca, llegando a millones de espectadores en todo México y más allá. Esta victoria marca un hito en la carrera de Israel Ramírez y promete abrir nuevas oportunidades y desafíos en el emocionante mundo del boxeo profesional.