box al dia - boxeo mundial

¿Es el consumo de cannabis y alcohol es perjudicial para el rendimiento deportivo?

Nuestro mundo en 2024 será muy diferente al de los últimos años. Nuestra vida diaria contemporánea refleja muchos cambios importantes y en evolución en nuestras leyes, cultura y costumbres.

El Consejo Mundial de Boxeo en conjunto con la Asociación Voluntaria Antidopaje crearon el Programa de Boxeo Limpio (CBP). La intención del CBP del WBC es detener el uso de drogas que mejoran el rendimiento en el boxeo y no vigilar el deporte. Dicho esto, cualquier consumo de drogas; sea legal o no, es incongruente con el deporte limpio y la vida cotidiana y puede resultar peligroso.

Lo más importante es que los campeones del WBC y los peleadores calificados siempre deben tratar de ser un ejemplo positivo y un modelo a seguir para los atletas jóvenes y los fanáticos de todo el mundo.
El consumo de alcohol es legal en la mayoría de los países del mundo. En la última década, se han legalizado muchas formas de consumo de cannabis en muchos países con fines medicinales y, más recientemente, para uso recreativo.

De hecho, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) no considera el cannabis una sustancia prohibida en los controles fuera de competición y sólo está prohibido EN COMPETICIÓN. El uso de marihuana es legal en muchas jurisdicciones y no se considera que mejore el rendimiento deportivo.
¿Significan esos hechos que los atletas en general y los boxeadores en particular deberían sentirse libres de consumir alcohol y cannabis sin problemas de salud e ignorando los efectos perjudiciales para su rendimiento deportivo? La respuesta es un rotundo ¡NO! Al igual que el alcohol, la marihuana es una droga que altera el funcionamiento mental, inhibe el rendimiento deportivo y puede ser francamente peligrosa.
El boxeo no es un juego: no se puede «jugar» al boxeo. En cambio, el boxeo es un deporte de contacto que requiere que sus participantes tengan un cuidado extremo de su salud física y mental a lo largo de toda su carrera. Las reglas y procedimientos del boxeo han evolucionado para minimizar los riesgos inherentes que presenta a los boxeadores. Cada aspecto del boxeo cuenta, entre otros, con el acondicionamiento, la nutrición, los protocolos de entrenamiento, un estilo de vida saludable y un descanso suficiente. Para minimizar las lesiones evitables, los boxeadores deben estar en óptimas condiciones físicas y mentales en todo momento.
Múltiples publicaciones científicas respetadas han documentado los efectos perjudiciales del consumo de cannabis. El objetivo del WBC es llamar la atención de todos los peleadores sobre esos peligros: el cannabis y el alcohol pueden dañar su futuro en el boxeo y amenazar su calidad de vida durante y después del boxeo.
Está ampliamente documentado que el consumo de Cannabis produce, entre otros, los siguientes efectos perjudiciales:
– memoria a largo plazo y problemas de aprendizaje;
– cambios en la estructura del cerebro y en la toma de decisiones, especialmente en casos de uso prolongado;
– patologías del corazón y del sistema vascular que provocan un aumento de la frecuencia cardíaca, una disminución de la presión arterial que provoca síncope (pérdida del conocimiento) y depresión respiratoria (dificultad para respirar);
– disminución del estado de alerta y reducción de la capacidad del cuerpo para funcionar constantemente a un alto nivel;
– función pulmonar alterada en casos de consumo prolongado de marihuana;
– psicosis aguda en situaciones de consumo excesivo y diario de cannabis; y
– problemas de atención, pérdida de memoria, delirio y desequilibrio de la marcha.
También está ampliamente documentado que la marihuana puede estar contaminada con pesticidas, metales pesados, microbios y otras drogas y sustancias prohibidas según la CBP del WBC.
Los efectos nocivos del consumo de alcohol, tanto a corto como a largo plazo, están documentados y conocidos desde hace siglos. Sin lugar a duda, el consumo de alcohol conduce a muchas patologías agudas y crónicas.
Tanto la marihuana como el alcohol también presentan problemas de adicción y/o dependencia. Una vez más, esos efectos son bien conocidos y documentados. Es difícil imaginar que el consumo habitual de alcohol y cannabis, o de ambos, no tenga un efecto profundo en el rendimiento de los boxeadores mientras entrenan y/o pelean.
El Programa de Boxeo Limpio del WBC está diseñado para alentar a los boxeadores participantes y no participantes a vivir una vida limpia y mantener el más alto nivel de rendimiento atlético seguro. Esos principios son más importantes en un deporte como el boxeo, que es intrínsecamente peligroso y puede provocar lesiones a corto y largo plazo. Si bien el consumo de cannabis y alcohol puede no dar lugar a una sanción según el CBP del WBC, ciertamente puede dar lugar a acciones y sanciones según el Código de ética del WBC.
El WBC no se quedará tranquilo mientras los boxeadores celebran públicamente el uso de cannabis o adoptan comportamientos reprensibles mientras están bajo su influencia. El WBC condena firmemente ese comportamiento en particular, y el uso de cannabis y alcohol por parte de los boxeadores en general. El boxeo es el deporte más grande del mundo; es honorable y debe llevarse a cabo bajo principios de juego limpio y justicia en todo momento.