box al dia - boxeo mundial

VIBRAN ESTUDIANTES DE LA UVNE DE SANTA CATARINA CON FERNANDO ‘KO-CHULITO’ MONTIEL

Isaac Guerra

Los alumnos de la Universidad Valle de Nueva Extremadura, campus Santa Catarina, Nuevo León, vibraron con la presencia del cinco veces campeón mundial de tres diferentes divisiones en el boxeo profesional, el mochiteco, Fernando ‘El Ko-Chulito’ Montiel.

El ex boxeador que se coronó en cinco ocasiones monarca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Consejo Mundial de Boxeo (CMB), llegó a la institución acompañado del ingeniero Jaime Loya y tras una breve entrevista con algunos medios de comunicación presentes, se procedió a proyectar un video de algunas de las peleas de Montiel.

Al terminar el video, más de 150 alumnos congregados en el auditorio, se sorprendieron al verlo subir al foro con un micrófono en la mano y cargando el cinto verde y oro del CMB, comenzando la charla.

Montiel les comenzó a hablar de sus inicios, de cuando su señor padre que era entrenador, luchaba para buscar hacer un campeón mundial, él estando pequeño lo miraba trabajar y viviendo en condición humilde, pues vivían en un departamento del Infonavit.

Les platicó de la decepción que se llevó su padre cuando le llegó la oportunidad a su primer peleador de disputar el campeonato del mundo, sin embargo, el pugilista se le fue, desanimando a su señor padre, Manuel Montiel.

Él fue testigo de esa decepción y se le acercó para decirle, “padre, usted no se preocupe, yo voy a ser campeón del mundo y seré de su misma sangre para que lo disfrute más”.

Señaló que eso tranquilizó a su padre y siguió trabajando, mientras él de niño le dibujaba una arena con el ring y enfrente él con el cinto del CMB, con el nombre en la lona del ring de la Arena Coliseo y la Arena México, se los dio a su padre y este le dijo: “No hijo, tu no vas a pelear en esos lugares, porque por reglamento no dejan que un padre asista a su hijo en la esquina y yo te quiero subir, tú vas a pelear en Las Vegas, en Japón”.

Fue entonces que Montiel hizo otro dibujo suyo, igual que los anteriores, pero ahora en el ring aparecían letras japonesas y en la pared decía Tokio, o sea que era Japón y se lo dio a su papá.

Les platicó a los alumnos que pasó muchos sacrificios en su carrera, no desvelarse, no ir a fiestas, inclusive cuando iba por el campeonato mundial, al terminar la pelea le dieron la noticia de que su tía había fallecido, pero no le avisaron para que no se desconcentrara.

En otra ocasión se casó su hermana y ni él ni su padre pudieron estar en el festejo del día más importante de su vida.

Sin embargo, lo que cautivó a los estudiantes fue cuando les dijo del combate que se llevó a cabo el 30 de abril del 201 en Tokio, Japón ante Hozumi Hasegawa, por el campeonato mundial Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo, ganando la pelea en el cuarto round por nocaut técnico.

Al ir al vestidor, le dijeron que le hablaba su papá y se fue nervioso, esperaba que le diera una mala noticia, como le sucedió cuando falleció su tía. Al entrar a hablar con su padre, este se metió la mano a la bolsa trasera del pantalón, sacó su cartera y desdobló una hoja, era el dibujo de hacía más de una década le había dado, donde se veía campeón con el cinto del CMB y en Tokio, Japón, cuando dijo eso se le hizo un nudo en la garganta, recibiendo una andanada de aplausos,

Montiel les dijo que los sueños se cumplen, que no dejen de luchar por ellos, que él quiso ser doctor, pero ya no pudo, a ellos que son estudiantes los incitó a no dejar los estudios para abrir paso en la vida.

La terminar en medio de una gran ovación, el Ing. Loya l entregó un reconocimiento por su visita a la Universidad Valle de Nueva Extremadura Campus Santa Catarina, haciéndole la invitación a los campus Apodaca y García.

Los alumnos subieron al foro para tomarse fotos con el campeón que gustoso los atendió, ahí estaban dos estudiantes de tantos que son becados como deportistas, Héctor ‘Ratón’ Robles, boxeador profesional y campeón nacional y la jovencita promesa del boxeo mexicano, Paulina Aparicio, ambos de Santa Catarina.