box al dia - boxeo mundial

El boxeo como medio para prevenir el bullying

Por: Psicóloga Diana Sosa, miembro del Comité Médico del WBC

El bullying o acoso escolar, se define como el “acoso físico o psicológico al que somete, de forma continuada, a un alumno sus compañeros”. 

Es un problema social que siempre ha existido, pero que tiene pocos años de ser más evidenciado. Llega a tener graves secuelas en la vida de los que lo hacen y sobre todo, en los que son víctimas o comúnmente molestados, llamados “bulleados”.

¿Cuál podría ser el papel del boxeo en aquellas personas que participan en el bullying, ya sea de manera pasiva o activa?

Antes que nada, es importante aclarar que la atención que deben recibir los “protagonistas” del bullying, es la psicológica, pero el deporte es un excelente coadyuvante para poder transitar a una mejor calidad de vida y superar traumas vividos por este tipo de experiencias.

Primeramente nos centraremos en las víctimas. Si bien el boxeo es considerado un deporte dentro de las artes marciales mixtas y de combate, jamás deberá ser utilizado con un fin de agresión ni para repeler ataques físicos. Si un niño o adolescente entra al boxeo después de haber sido víctima de bullying, logrará sentirse más fuerte física y psicológicamente, ya que el boxeo es un deporte muy exhaustivo, que permite mantenerte ocupado, concentrado y dar una sensación de empoderamiento en quien lo practica. Los golpes tirados al costal o manoplas, ayudan a desestresar, además de superar frustraciones. Cuando se hace sparring, se mide la fuerza que se tiene, pero sabiendo que todo es con un fin deportivo y eso, para la mente es un aliciente de que se puede tener control sobre las situaciones que pudieran parecer agresivas. 

Los jóvenes que pudieran tener un alto grado de agresividad y haber cometido bullying, se beneficiarían del boxeo, porque éste deporte ayuda a canalizar las emociones por medio de la descarga frecuente de energía. Además de que fomenta la empatía al ser un deporte con reglas claras y sobre todo, la figura del rival es un claro espejo de uno mismo, por lo que se le debe tener un alto sentido de respeto. 

El deporte, en este caso el boxeo, fomenta hábitos saludables, crea mentes fuertes, ayuda a controlar emociones negativas y canaliza de manera adecuada las destructivas, sublimándolas por medio del esfuerzo que se hace en cada entrenamiento, por lo que es un medio para promover la paz, el entendimiento, la empatía y sobre todo el respeto entre los seres humanos.