BOXEO MUNDIAL

Un gran peso ligero: José Luis Ramírez

Uno de los mejores pesos ligero fue José Luis “Zurdo” Ramírez, que exhibió la calidad y bravura del boxeador mexicano. Sin embargo, ha sido un gran olvidado, uno de los mejores 135 libras que ha dado el boxeo mexicano tanto por su calidad boxística, como la excelencia de los rivales que enfrentó.
Ramírez nació el 3 de diciembre de 1958 en Huatabampo, Sonora, México; y su inicio en el boxeo fue gracias al ambiente humilde en que creció, donde el deporte fue la mejor opción para dejar la pobreza. José Luis entrenaba desde muy pequeño en Huatabampo, en un improvisado gimnasio donde dio los primeros pasos en este deporte.
En 1975, con el sueño de sacar adelante a su madre y a sus hermanos, llegó a Culiacán a los 15 años a entrenar con el “Zurdo” Ramón Félix, quien pulió el talento de Ramírez para convertirlo en uno de los mejores peleadores del mundo.
En Culiacán, se dedicó a entrenar en el gimnasio Morelos, junto a Rodolfo y Rafael “Borrego” Chávez, Juan Antonio López, Fernando “Wary” Beltrán, y Genaro “Tigre” León, posteriormente se les unió Julio César Chávez. Todos ellos a las órdenes de Ramón Félix, trabajando además en un puesto callejero de hotdogs.
Su debut profesional se dio en Huatabampo el 25 de marzo del 1973 en peso pluma ante Mario Amparán, derrotándolo por nocaut técnico en seis asaltos. Sus primeras 33 peleas las realizó en Tijuana y Ciudad Obregón, Los Mochis y Culiacán, siendo derrotado por puntos en 10 asaltos por primera vez en su combate 23 ante Sergio Enríquez.
En las 130 libras, derrotó por puntos a Aurelio Muñiz, su primer rival internacional en una cartelera celebrada en Los Mochis en 1977; su segunda derrota vendría en las 130 libras en 1978 a manos del legendario Rubén “Púas” Olivares, quien fue el único que lo derrotó por nocaut. Olivares buscaba reposicionarse en el ranking para lograr una nueva oportunidad titular en los pluma.
Ya en las 135 libras, y con 6 años de experiencia, Ramírez ganó el título nacional al derrotar en 9 asaltos a Betillo Gutiérrez, en Ciudad Obregón, el 15 de junio de 1979, el título lo mantuvo hasta su primera oportunidad de campeonato mundial.
El 14 de noviembre de 1980, José Luis se enfrentó en Miami, al nicaragüense Alexis Arguello, excampeón mundial pluma y superpluma que ya había incursionado en peso ligero y se preparaba para su combate titular contra el británico Jimmy Watt, el campeón ligero del WBC. El zurdo fue un digno adversario logrando derribar al nicaragüense en el round 6 y hacerle gran pelea; los jueces marcaron 94-95, 94-97 a favor de Arguello y 98-95 a favor de Ramírez.
Ya contando con 71 victorias en su récord y 22 años, enfrentó el 19 de julio de 1981 ante el italoamericano Ray Mancini, quien defendía su título ligero de la NABF. Su primera oportunidad importante fue ante el invicto noqueador borinqueño Edwin “Chapo” Rosario el 1 de mayo del 1983 en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan, Puerto Rico, por el título ligero vacante del WBC, donde Rosario se impuso por decisión unánime 115-113. La revancha se pactó para el año siguiente en el Estadio Hiram Bithorn de Puerto Rico, el Chapo se hizo sentir en el mismo primer round con su poderosa pegada derribando al mexicano, y luego Ramírez hizo una espectacular remontada y con un intenso castigo al cuerpo que cambio por ganchos volados de derecha y rectos de izquierda al mentón de Rosario logró ganar por TKO en el cuarto round, conquistando el título ligero del Consejo Mundial de Boxeo, llevándose también el invicto de Rosario. La primera defensa de Ramírez de su título ligero fue ante al puertorriqueño invicto Héctor Camacho: el combate se realizó en Las Vegas. Camacho no se caracterizó por ser un pegador, sus desplazamientos y manos rápidas lo hacían un boxeador elusivo y peligroso. Ramírez, cayó en el 1:51 del tercer asalto y Camacho se llevó la victoria.
Dos años después de perder el título, Ramírez lo recuperó por decisión unánime ante el exmedallista olímpico Terrence Alí, realizando posteriormente su primera defensa ante el africano Cornelius Boza Edwards, ambas peleas en Francia.
Con 29 años y más de 100 combates en 15 años de carrera, el Zurdo realizó su segunda defensa ante el invicto exmedallista olímpico Pernell Whitaker en Francia el 13 de marzo de 1988.
El 29 de octubre de 1988, por una buena bolsa, se enfrentó en una accidentada pelea contra su compadre Julio César Chávez. El combate, que se realizó en Las Vegas, terminó por decisión técnica en el onceavo round, debido a un choque de cabezas donde Ramírez resultó cortado.
La revancha contra Whitaker se dio en agosto de 1989 estando en juego el título ligero de la FIB que tenía el norteamericano y el vacante del WBC. Esta vez Whitaker ganó por amplio margen marcando los jueces 120-108, 120-109 y 117-111. Al año siguiente regresó a Francia para enfrentar por el título mundial superligero de la AMB al argentino Juan Martin Coggi quien lo derrotó por decisión unánime, colgando Ramírez los guantes.
En el final de su carrera sufrió la pérdida de su entrenador Ramón Félix, lo cual fue una de las razones que lo llevaron a optar por el retiro. Durante 17 años como profesional acumuló un record de 102 combates ganados, 8 derrotas y 82 KOs.

Related posts
BOXEO MUNDIAL

ADIÓS A LA “PRINCESA AZTECA” ESTE SÁBADO, POR AZTECA 7

 Se llegó la fecha, y la hora, que la afición mexicana al boxeo no quería, pero que quedará…
Read more
BOXEO MUNDIAL

TEPIC VIVIRÁ UNA FIESTA BOXÍSTICA DEL MÁS ALTO NIVEL 

Todos los protagonistas de la espectacular cartelera por la supremacía de la división supermosca…
Read more
BOXEO MUNDIAL

'SUGAR' NÚÑEZ ENFRENTA PRUEBA DE FUEGO 

Un duelo de auténticos dinamiteros es el que sostendrán este sostendrán este viernes 30 de…
Read more