Gvozdyk noqueó en cinco a Ngumbu en incipiente final

 Gvozdyk noqueó en cinco a Ngumbu en incipiente final

👤NotiFight / Fotos: Top Rank🕔30.March 2019

El Campeón Mundial Semipesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el ucraniano Oleksandr Gvozdyk, defendió por primera vez su título al derrrotar por nocaut técnico en cinco rounds al congoleño Doudou Ngumbu, en el combate estelar de una cartelera que se llevó a cabo este sábado por la noche en la Arena 2300 de Filadelfia, Pensilvania.

Este combate, organizado por la empresa Top Rank, apenas estaba entrando en calor, cuando en el quinto round, Ngumbu sufrió una lesión, que lo sacó de circulación. En un principio, se pensó que podía ser un golpe bajo lanzado por Gvozdyk, pero en la repetición, no se aprecia que el golpe hubiera llegado con potencia al cuerpo del retador africano.

A Ngumbu, el referee Eric Dali le brindó el tiempo suficiente para su recuperación, a pesar que parecía una sobre actuación por la lesión. Pero el retador congoleño no se tomó el tiempo establecido para su recuperación, abandonó la pelea y la victoria fue decretada para Gvozdyk, quien se coronó en diciembre pasado, al noquear al haitiano canadiense Adonis Stevenson.

«No fue lo que esperaba, pero hice mi mejor esfuerzo», dijo Gvozdyk. «A veces esto sucede en el deporte del boxeo. Es lo que es. Mi objetivo es unificar títulos. Esperaré a ver qué me dice mi equipo que haga a continuación».

El nocaut se produjo a los 58 segundos de ese quinto asalto, que tenía a Gvozdyk adelante en las tarjetas, con un cómodo margen. Con este resultado, Gvozdyk elevó su palmarés a 17-0, con 14 nocauts, mientras que Ngumbu dejó su palmarés en 38-9, 14 nocauts.

ROBINSON Y KAVALIAUSKAS EN POLÉMICO EMPATE
En el principal combate de respaldo de esta velada, el peso welter Ray Robinson (24-3-1, 12 KOs), de Filadelfia, y el lituano Egidijus Kavaliauskas (21-0-1, 17 KOs), se enfrentaron en un combate a 10 rounds, que terminó empatado.

Robinson boxeó con elegancia y mantuvo a raya al golpeador Kavaliauskas. Sin embargo, dos de los tres jueces oficiales anotaron la pelea, 95-95. El juez restante tuvo la pelea un 97-93 más razonable para Robinson. Kavaliauskas fue un gran favorito de apuestas en la pelea.

«Gané la pelea y la gané claramente», dijo Kavaliauskas. «Los jueces no estuvieron de acuerdo, y no puedo controlar qué pelea estaban viendo. Todavía quiero pelear por un título mundial porque considero que esta pelea es una victoria. Todavía estoy invicto, y sé que puedo vencer a todos los campeones en la división peso welter».

«Creo que todos en Filadelfia saben que gané esta pelea», dijo Robinson. «Al final de la noche, sé que lo derroté. Soy la última persona en vencer a Terence Crawford entre los amateurs, y esa es la pelea que quiero».

En un combate de eliminación de peso welter de la FIB, Kudratillo Abdukakhorov (16-0, 9 nocauts) venció al japonés Keita Obara (20-4-1, 18 KOs), por decisión unánime en 12 asaltos.

Abdukakhorov fue el agresor la mayor parte del camino, presionando y disparando constantemente sus golpes. Obara se mantuvo en la lucha con sus propios golpes de poder, especialmente los uppercuts correctos. Después de doce rounds, los puntajes oficiales favorecieron a Abdukakhorov, 118-110, 117-111 y 115-113.

El peso superpluma Donald Smith (9-0, 6 nocauts), eliminó a José Antonio Martínez (11-18, 6 nocauts), con una mano izquierda arqueada en el cuarto y último round. El árbitro Benjy Esteves comenzó a contar, pero luego terminó la pelea a las 2:01.

El peso pesado del sur de Filadelfia, Sonny Conto (2-0, 2 nocauts), satisfizo su gran y ruidosa sección de vítores al noquear a Texan Omar Acosta (1-6, 1 nocaut), a los 1:15 minutos del primer round. Conto derribó a Acosta con un gancho de izquierda, y aunque logró ponerse de pie, no estaba en condiciones de continuar. El árbitro Gary Rosato agitó la lucha hasta el final, dando a Conto su segunda victoria en las filas profesionales.

El supergallo, Jeremy Adorno, hizo un exitoso debut profesional contra Sebastian Baltazar (1-4), ganando una decisión unánime de 4 asaltos. Los tres jueces anotaron la pelea con una blanqueada de 40-36.

El boricua José «Chino» Lopez (12-1, 10 nocauts) noqueó en seis a Askhat Ualikhanov (4-2, 2 nocauts), el superpluma Joshafat Ortiz (6-0, 4 nocauts) noqueó en el primero a James Thomas (6-5, 6 nocauts), y el superwelter Juan Ruiz (22-4, 14 nocauts), noqueó en cuatro al ghanés Fredrick Lawson (27-2, 21 nocauts).

El súper mediano Christian Mbilli (14-0, 13 nocauts) se impuso por decisión en ocho al mexicano Humberto Gutiérrez (33-8-2, 22 nocauts), y en la primera pelea en el 2300 Arena en el sur de Filadelfia, el peso pesado Cassius Chaney (15-0, 9 nocauts) noqueó en el primero a Christian Mariscal (12-3, 5 nocauts).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *