Inicio BOXEO MUNDIAL Patrick Day fallece después de varios días en estado de coma

Patrick Day fallece después de varios días en estado de coma

96
0
Compartir

👤NotiFight🕔16.October 2019

Tras pasar varios días en estado de coma, el boxeador estadounidense, Patrick Day, falleció este miércoles por las lesiones cerebrales que sufrió tras un impactante nocaut en su pelea de peso súper welter frente a su compatriota, Charles Conwell, el sábado pasado en el Wintrust Arena en Chicago, Illinois, Estados Unidos.

Day cayó noqueado en el décimo round, su cabeza rebotó en el cuadrilátero por lo que quedó inconsciente y fue trasladado a un hospital de la ciudad. Day fue operado de una lesión cerebral y permaneció en coma por casi cuatro días, hasta que declararon su muerte en el Northwestern Memorial Hospital.

Al momento de su deceso, Day estaba rodeado por su familia, amigos cercanos y miembros de su equipo de boxeo, incluido su mentor, amigo y entrenador Joe Higgins.

Patrick tenía 27 años y mantenía una marca de 17 peleas ganadas, 6 por nocaut. “En nombre de la familia, el equipo de Patrick y las personas más cercanas a él, estamos agradecidos por las oraciones, las expresiones de apoyo y la efusión de amor por Pat que han sido tan obvias desde su lesión”, indicó un comunicado oficial emitido por los familiares.

Antes de establecerse como un peleador profesional de clase mundial, Pat era un aficionado altamente condecorado. Ganó dos títulos de los Nacionales, el torneo de los Guantes de Oro de Nueva York y fue suplente del Equipo Olímpico, todo en 2012.

Day se convirtió en profesional en 2013 y superó las dificultades iniciales de su carrera para convertirse en un contendiente de peso súper welter de clasificación mundial. Capturó el campeonato WBC Continental Americas en 2017 y el campeonato Intercontinental de la FIB en 2019. En junio de 2019, el WBC y la FIB lo clasificaron en el top 10.

También fue un estudiante universitario dedicado, después de obtener un título de Asociado en Alimentación y Nutrición de Nassau Community College y, posteriormente, una licenciatura en Salud y Bienestar de la Universidad de Kaplan. Era hijo, hermano y buen amigo para muchos.

La amabilidad, positividad y generosidad de espíritu de Pat causaron una impresión duradera con todos los que conoció. Durante su corta vida, el boxeo le permitió a Patrick impactar a muchas comunidades, tanto grandes como pequeñas. En su ciudad natal de Freeport, Long Island, fue un faro de luz y el alumno estrella en Freeport PAL, el gimnasio en el que entrenó desde el momento en que comenzó a boxear hasta el último combate de su carrera.

Fue reconocido como uno de los mejores peleadores profesionales de Long Island durante años. Él era un elemento fijo en la comunidad del boxeo en toda la ciudad de Nueva York. Patrick incluso era conocido en Japón, que visitó para entrenar con su amigo y colega, el campeón mundial Ryota Murata.

Patrick Day no necesitaba boxear. Provenía de una buena familia, era inteligente, educado, tenía buenos valores y tenía otras vías disponibles para ganarse la vida. Él eligió boxear, sabiendo los riesgos inherentes que enfrenta cada peleador cuando entra a un ring de boxeo. El boxeo es lo que a Pat le encantaba hacer. Es cómo inspiró a la gente y fue algo que lo hizo sentir vivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here