Inicio BOXEO MUNDIAL “GALLO” NOQUEA A CUADRAS EN CANDIDATA A “PELEA DEL AÑO”

“GALLO” NOQUEA A CUADRAS EN CANDIDATA A “PELEA DEL AÑO”

107
0
Compartir

Juan Francisco “Gallo” Estrada (41-3-0, 28 ko’s) noqueó en a los 2:22 minutos del onceavo round a Carlos “Príncipe” Cuadras (39-4-1, 27 ko’s) para retener por segunda vez el campeonato mundial Supermosca CMB, en lo que fue el combate estelar de una espectacular función que presentaron Zanfer y Matchroom Boxing este viernes, en los estudios de TV Azteca en CdMx.

La pelea ofreció de todo, y se puso como la favorita para ser “Pelea del Año”. Tuvo dominio alterno, ambos boxeadores visitaron la lona, ambos sangraron, fue un choque en el que predominaron los golpes de poder, y el drama fue constante.

El “Príncipe” tuvo un mejor inicio. Le metió las manos al campeón, arriesgó pero ejecutó un buen plan de pelea, agresivo, y repitió combinaciones. Lucía rápido y contundente. Estrada, en tanto, intentaba administrarse y “cazar” en el contragolpe a su rival.

Cuadras repetía arriba y abajo, y en el tercer round, una combinación rematada con un gancho de zurda al rostro, mandó a la lona al “Gallo”. No lastimado, pero sí sorprendido. Hacía 9 años, o bien, 21 peleas, que Estrada no era derribado.

Sin embargo, la caída fue una “alerta” para Estrada, quien cambió su plan de pelea. Fue menos frontal, varió su ataque y empezó a conectar más golpes curvos, a la distancia, y sus movimientos de cintura le permitieron esquivar ataques de su rival, y quedar en posición de contestar.

En el cuarto round, un uper del “Gallo” le lastimó la nariz al “Príncipe”, quien empezó a sangrar y a respirar por la boca. Estrada, entonces, varió. Con golpes a las zonas blandas le restaba velocidad, resistencia y piernas a su rival, y con impactos arriba lo lastimaba.

Cuadras nunca dejó de soltar sus impactos, pero buscaba más los golpes de poder que las combinaciones. Y aunque conectaba, no causaba tanto daño en el campeón del mundo.

Hubo varios rounds parejos. Cuando dominaba Cuadras, venía el “Gallo” con golpes que hacían mucho daño. Y cuando parecía que Estrada podía rematarlo, venía el “Príncipe” y lo hacía retroceder con golpes limpios.

Sin embargo, la insistencia de Estrada, y la acumulación de golpes, inclinaron la pelea. En el décimo round, se dio el primer aviso de que la pelea podía acabar por nocaut, cuando un uper del “Gallo” hizo tambalear al valiente retador, quien tuvo que abrazarse para no caer y tomar aire.

En el undécimo round, Estrada salió por el nocaut, sabiendo que Cuadras ya no tenía piernas ni defensa. Atacó arriba, y con un largo golpe de poder, mandó a la lona al “Príncipe”. Se levantó, pero ya no estaba bien, y tras una combinación, visitó la lona pero ya de manera muy aparatosa, descompuesta, incluso con su cabeza tocando el piso.

El réferi le permitió continuar, pero ya el retador sólo tenía corazón y valentía. Cuando Estrada fue por él, le metió golpes de poder al rostro, que el “Príncipe” recibió, ya lento, ya sin defenderse, ya a merced del campeón, por lo que el réferi de manera acertada detuvo el combate a los 2:22 minutos de ese undécimo round.

Fue una pelea espectacular, entre dos peleadores que subieron al ring a darlo todo, con gran preparación, con gran valentía y corazón, con muchos deseos de demostrar quién era el mejor, y con esa hambre de superar un reto importante, para buscar el que sigue.

Y para el “Gallo”, el que sigue podría ser una unificación ante el “Chocolatito” González.

“CHOCOLATITO” MUESTRA

CLASE Y RETIENE TÍTULO

Román “Chocolatito” González mostró todo lo que se le puede pedir a un campeón del mundo: Clase, coraje, talento, valentía, recursos, manejo del ring, imponer condiciones y desde luego, gran preparación, para imponerse por decisión unánime a un digno retador como Israel “Jiga” González, y defender por primera vez el campeonato mundial Mosca AMB.

El orgullo de Nicaragua, Román González (50-2-1, 41 ko’s) logró su mítica victoria 50 ejecutando un plan de pelea muy “a lo Chocolatito”. Fue siempre al frente, soltó gran variedad de golpes, en cantidad y calidad, fue preciso en sus combinaciones, efectivo a la hora de soltar sus golpes de poder y mantuvo el ritmo de pelea durante los 12 rounds.

Sin embargo, su rival, el mexicano “Jiga” González, no fue un retador fácil, ni a modo. Fue muy valiente, respondió, conectó algunos ganchos y upers de gran peligrosidad y fue un peligro latente sobre todo al contragolpe.

El “Jiga” (25-4-0, 11 ko’s) pasó mucho tiempo contra las cuerdas, lo que hizo que el “Chocolatito” se sintiera cómodo y atacara con mayor comodidad. Los mejores momentos para el peleador mexicano fueron cuando pudo pelearle al campeón en el centro del ring, al tú por tú.

El “Chocolatito” recibió algunos golpes importantes porque estaba tan ocupado atacando, que por momentos se olvidaba de defenderse y de dar el paso para atrás, sin embargo, asimiló sin problemas los mejores golpes de su retador, y salió de los momentos de apremio en base a su experiencia, con boxeo, con movimientos de piernas y con “fintas”, que fue un recurso que el “Jiga” no pudo descifrar.

Al final de los 12 rounds, Román “Chocolatito” González se llevó una merecida, y bien trabajada, victoria por decisión unánime, con tarjetas 118-110, 117-111 y 116-112.

Y SIGUE SIENDO EL “REY”,

MARTÍNEZ APABULLA AL “TAZ”

Julio César “Rey” Martínez lució contundente, con una precisión y un poder de puños implacable, para terminar por imponerse a Moisés “Taz” Calleros a los 2:42 minutos del segundo round, y así defender por segunda vez su campeonato mundial Mosca CMB.

Martínez (17-1-0, 13 ko’s) salió desde el inicio, con su plan de pelea muy claro: Atacar con golpes de poder a su rival, y meter combinaciones de tres o más golpes, con velocidad, precisión y poder.

Calleros (33-10-1, 17 ko’s), quien no podría proclamarse campeón del mundo por no haber dado el peso, intentó boxear a distancia y mantener alejado al “Rey”, sin embargo, la velocidad y ritmo de pelea fueron las claves.

Martínez tumbó a Calleros en el primer round, producto de una poderosa combinación de cuerpo y doble gancho al rostro, y el “Taz” sintió el golpeo. Aunque se mantuvo de pie durante el round, recibió más castigo, y el campeón del mundo siguió al acecho, incluso cambiándose de guardia.

Durante el segundo round, Martínez seguía buscando a su rival, acercándose, metiendo combinaciones y presionando. Calleros no podía defenderse, y su rival no lo dejaba atacar. Era cuestión de tiempo, y fue rápido.

A los 2:42 minutos, el réferi César Castañón detuvo la pelea cuando estando Calleros contra las cuerdas, recibió cuatro golpes de poder sin respuesta, y antes, una combinación que prácticamente lo dejaron sin reacción y sin guardia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here