Inicio BOXEO MUNDIAL El dilema de Maravilla Martínez: volver al ring o allanar el camino...

El dilema de Maravilla Martínez: volver al ring o allanar el camino para convertirse en leyenda

229
0
Compartir

Recuperó su licencia, volvió a entrenarse y desafió a Chávez Jr. para una revancha. Pero la chance de que pelee otra vez es incierta. Qué dice su último promotor.

“Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno”

Aquellos focos titilantes a los que aludía Carlos Gardel en “Volver” por ahora no consiguen iluminar con nitidez el regreso de Sergio Maravilla Martínez a los cuadriláteros. Por lo pronto, el quilmeño, que no boxea profesionalmente desde hace más de cuatro años, ya cuenta nuevamente con la licencia habilitante. Sin embargo la chance de que trepe otra vez a un ring es incierta.

La posibilidad de un regreso al pugilismo de Martínez, que el 21 de febrero cumplirá 44 años, empezó a tomar forma a fines de julio, cuando el ex campeón superligero y mediano del Consejo Mundial de Boxeo inició el trámite en la Federación Argentina de Box (FAB) para la rehabilitación de su licencia, que había sido cancelada al cumplir dos años de inactividad.

Su solicitud fue evaluada y aprobada por el Departamento Médico y por el Consejo Directivo de la FAB. “Hizo los estudios en tiempos récord, le tomó apenas diez días. Ya está en condiciones de volver a boxear”, confirmó a Clarín Roberto Rilo, presidente de la Comisión de Boxeo Profesional del ente rector del pugilismo nacional.

Esta gestión administrativa parece un indicio inequívoca del retorno. De todos modos, Martínez, que por ahora se ha manejado con señales y no con discursos, nunca hizo pública su voluntad, más allá de un cruce en Twitter con Julio César Chávez junior.

El mexicano, que no pelea desde su derrota en mayo de 2017 ante Saúl Canelo Álvarez y cuyo futuro es una incógnita, le propuso una revancha del combate que el argentino le ganó por puntos en septiembre de 2012 en Las Vegas. Maravilla recogió el guante y hasta le puso fecha al duelo: noviembre. Pero suena a batalla dialéctica más que a desafío real.

Julio Cesar Chavez

@jcchavezjr1

Peleo Vs. Sergio Mora el 7 de Septiembre en 171 Libras. De salir victorioso, me gustaria que Sergio “Maravilla” Martinez me diera la revancha que nunca tuvimos! Nunca es tarde…@maravilla…Let’s Go Champ @BarbosaBox @@AdrianaMonsalve @ESPNBoxeo @MiguelTorrucoG @PanchitoArce1

Julio Cesar Chavez

@jcchavezjr1

Peleo Vs. Sergio Mora el 7 de Septiembre en 171 Libras. De salir victorioso, me gustaria que Sergio “Maravilla” Martinez me diera la revancha que nunca tuvimos! Nunca es tarde…@maravilla…Let’s Go Champ @BarbosaBox @@AdrianaMonsalve @ESPNBoxeo @MiguelTorrucoG @PanchitoArce1

Sergio Martínez@maravillabox

Exacto, nunca es tarde y volvería a pelear solo por esa revancha. Aceptas?? Estás seguro?? Te propongo Noviembre.

La aparente voluntad del quilmeño se da de bruces con el deseo de su antiguo promotor, Sampson Lewkowicz, quien prefiere verlo sin los puños enguantados. “Sergio tiene intacto el corazón de guerrero que mostró a lo largo de su carrera y cuando volvió a entrenarse se sintió muy bien, pero mi opinión es que no sería adecuado que volviera a pelear”, le dijo a Clarín.

De todos modos, el empresario uruguayo, quien acompañó a Martínez durante los ocho años más exitosos de su carrera, sostuvo que si el regreso se concreta, estará nuevamente a su lado “aunque sin cobrarle un centavo”.

Sampson Lewkowicz junto a Sergio Maravilla Martínez.

Sampson Lewkowicz junto a Sergio Maravilla Martínez.

“Lo considero un hijo y un ídolo. Haré lo que hace cualquier padre: lo acompañaré y aceptaré su decisión, aunque no esté de acuerdo”, añadió el promotor, quien destacó que la posible vuelta de Maravilla (a quien calificó como “el boxeador argentino más importante de la historia por lo que hizo sobre el ring y también fuera”) no estaba motorizada por el dinero: “Su situación económica es buena”.

Restaurantes, gimnasios, una firma de préstamos financieros y una promotora, MaravillaBox, son algunos de los emprendimientos en los que Martínez centró su atención tras su última noche como púgil rentado: el 7 de junio de 2014 fue vapuleado por el puertorriqueño Miguel Cotto, quien lo batió por nocaut técnico en el 10° round en el Madison Square Garden de Nueva York y le arrebató el cetro mediano del Consejo.

La actuación fue otro de los campos en los que incursionó: realizó un espectáculo teatral de monólogos y actualmente está participando del rodaje de una película. Ese proyecto artístico fue el que lo acercó otra vez a un gimnasio y el que le reavivó la llama del boxeo. Hace dos semanas, el entrenador español Titín Rodríguez publicó en cuenta de Twitter un video en el que se lo ve trabajando con el excampeón en su gimnasio de Madrid.

Más allá de sus cualidades boxísticas, la condición física del quilmeño es una de las grandes intrigas que ya lo acompañó en el último tramo de su carrera. En el combate ante Cotto se lo vio notoriamente limitado en su movilidad por una lesión ligamentaria en su rodilla izquierda. “Ya soy un exboxeador, mi rodilla está destrozada”, reconoció en una entrevista con el diario La Nación en mayo de 2015, un mes antes de oficializar su retiro.

Mientras Martínez todavía se proyecta sobre un ring, Sampson Lewkowicz lo imagina mucho más cerca del bronce: el promotor se ilusiona con que será incluido en el Salón de la Fama, ese selecto espacio en Canastota (Nueva York) al que accedieron Carlos Monzón, Pascual Pérez, Víctor Galíndez y Nicolino Locche, además de Juan Carlos Tito Lectoure y el maestro Amílcar Brusa. “Espero que esté ahí junto a Monzón. Si es así, lo acompañaré con mi familia, me emocionaré y lloraré con él”, avisó.

Para que un púgil sea elegible por los miembros de la Asociación de Escritores de Boxeo de América, deben transcurrir cinco años desde su última pelea. En el caso de Maravilla, eso sucederá en junio de 2019. Si es que antes no le da un nuevo impulso a una carrera que parece cerrada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here