Gonzales, quien ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles, enfrenta ocho cargos por delitos graves, incluidos cuatro actos lascivos en un niño, según el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

El ex pugilista, quien creció en East LA, se retiró del boxeo en 1991 y trabaja para el Departamento de Parques y Recreación del condado, en el que ha sido entrenador principal de boxeo en el club de Eddie Heredia en East Los Angeles, durante los últimos 10 años, dijeron funcionarios del sheriff. .

Los investigadores están preocupados de que con su exposición a los niños en el gimnasio, puede haber otras presuntas víctimas.