Lo Nuevo

MAURICIO SULAIMÁN, EL GRAN LÍDER DEL CMB

By

on

Isaac Guerra

Cuando falleció lamentablemente don José Sulaimán Chagnón nos dimos cuenta de una cosa, ‘Vivió a su manera’ como dice la canción, hizo muchas cosas memorables, que aun y que ya no está físicamente, sigue viviendo y su nombre siempre saldrá a relucir de una u otra manera, pero también nos dimos cuenta de una cosa mucho muy importante, que su hijo Mauricio Sulaimán Saldívar, sigue sus pasos, camina más apresurado, con las ventajas que da hoy en día los grandes avances en todas las materias y camina por el mismo sendero que hizo su padre al andar.

En la pasada 55 Convención del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en Bakú, Azerbaiyán nos dimos cuenta del gran liderazgo que heredó Mauricio al realizar un gran evento de cinco estrellas, plagado de ex campeones mundiales que hoy son figuras.

Ahí nos percatamos desde la inauguración que se vive con intensidad, sin conocer jamás las fronteras, y bien, sin descansar… A Su Manera.

Como dice la conocida canción, jamás tuvo un amor, Mauricio nunca lo vi inclinarse ante el más poderoso promotor, al más grande boxeador ni al más grande representante, tomaba lo mejor de cada instante como en las clasificaciones, donde defendió el lugar de cada uno de los peleadores sin importar empresa, lo vi ejercer la justicia para todos y cada uno, lo vi poner el pecho a las balas ante algunas necedades, defendió su postura, A Su Manera.

Como revela la estrofa, ‘Tal vez lloré, o tal vez reí, tal vez gané, o tal vez perdí, ahora sé que fui feliz, que si lloré, también amé, puedo vivir, hasta el final, A Mi Manera’.

Todo fue trabajo, todo fue entrega, un gran equipo de colaboradores, cada quien haciendo lo suyo de manera perfecta, cada uno en su lugar en el momento preciso, toda una maquinaria trabajando bien afinada.

Todo en su lugar, Mauricio al frente, recibiendo la admiración y el respeto de quienes tuvimos la oportunidad de estar ahí presentes.

No hubo lisonjas, ni agradecimiento que no se mereciera, se respetó su trabajo, se notó su estilo, como todo líder alzó la voz con respeto, sin ofensas, logró mantener ese control que se debe en una gran institución como lo es el Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Sin duda que su padre don José Sulaimán descansa en paz al saber que su hijo heredó sus dones y su liderazgo. Enhorabuena, porque hoy en día guía el barco a buen puerto, eso sí… A Su Manera.


Recommended for you

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply