Nacional

PROMOTORA PONE SALUD DE SU BOXEADOR POR ENFRENTE DE SU FUNCIÓN

By

on

Sócrates Seamanduras

Thompson Boxing tomó una medida ejemplar, que debería ser habitual en cualquier empresa seria, responsable, pero que resulta excepcional y por ello, llama la atención.

A dos días de la ceremonia de peso, decidieron que su peleador Giovanni “Gallo de Oro” Santillán, quien era el estelarista en la función con la que Thompson Boxing celebraba su 17 Aniversario este viernes en Ontario, California, no pelearía debido a que presentaba un algo grado de deshidratación. Físicamente estaba muy disminuido. No podría, o tendría que sacrificarse a nivel extremo, “exprimirse” para dar 140 libras.

El Director de Thompson Boxing, Alex Camponovo, y el equipo de trabajo de Santillán, decidieron que en esas condiciones, era mejor no arriesgar al boxeador. Medida ejemplar, valiente y que pone como prioritario la integridad del boxeador, aún sobre los intereses de la empresa, de la televisión, de patrocinadores o de la taquilla.

El sandieguino Giovani Santillán, apodado el “Gallo de Oro”, con marca de 21-0-0, 11 nocauts, debía enfrentar al mexicalense Juan García “Tortas” Méndez (19-2-1, 12 ko’s) en disputa del campeonato Fecombox de peso Superligero, aunque el combate se anunció a 8 rounds.

Faltaban más de 24 horas para el pesaje. No era una revisión médica oficial. El “Gallo” de Oro era el favorito. Pero por su propio bien, y ojalá quede como ejemplo para otras promotoras de boxeo, la pelea fue cancelada porque sería riesgoso subir al ring al “Gallo de Oro” en esas condiciones, a pesar del socorrido “día de recuperación”.

Quizá eso fue algo de lo muy poco positivo que dejó la actuación de Julio César Chávez Jr. el sábado 6 en Las Vegas. Que ahora no quieren que un peleador suba el ring con dificultad para moverse, para quitarse golpes y lanzar los propios, por el sacrificio de bajar tanto de peso.

Santillán, de 25 años de edad, no marca 140 libras desde febrero de 2015. En sus últimas cinco peleas, ha marcado entre 142.5 y 145 libras. Ahora Thompson Boxing, de Alex Camponovo, deberá trabajar de manera responsable y profesional para que a partir de la próxima asignación, programe al “Gallo de Oro” en su peso, Welter. 147 libras. Así subirá fuerte, motivado, con “aire”, con condición.

La función no se cancela. El nuevo combate estelar será entre Erick “All American Boy” Ituarte (16-1-1, 2 ko’s) e Isaac Zárate (12-2-2, 2 ko’s) por el cetro Supergallo de Norteamérica NABF.

Bien por Thompson Boxing, pero este hecho debe quedar como precedente y servir de ejemplo para otras empresas, más grandes o más chicas, en cualquier función, en cualquier parte del mundo, y que aparte, debe ser la prioridad de toda empresa: Su “materia prima”… Si un peleador no está en óptimas condiciones de subir a pelear, ¡pues que no suba!


Recommended for you

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply