Trascendió que...

BOPP DOBLEGÓ A BERMÚDEZ EN RÍO GRANDE

By

on

Y_sicaTutiBopp-GanadoraMarisaPortilloFotoFedericoCabello5

Nicolás Samuilov, nsamuilov@notifight.com

La campeona mundial minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la bonaerense Yésica “Tuti” Bopp, se impuso sobre la campeona mundial supermosca de la OMB, la santafesina Daniela “La Bonita” Bermúdez, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título mundial mosca de la OMB, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el estadio polideportivo Carlos Margalot de Río Grande, Tierra del Fuego, Argentina.

En un duelo intenso y de alto nivel técnico, Bopp, que subía de categoría, en su vigésima presentación mundialista -lleva ahora veinte éxitos-, debió exigirse para doblegar a una conocida Bermúdez, a la que había derrotado cuando inexperta superara en un ajustado fallo unánime el 24 de septiembre de 2011 para defender su cetro mundial minimosca AMB en Junín de los Andes, Mendoza, pero que tras aquel enfrentamiento la santafesina, que descendía una división, y con esta suma su décima presentación mundialista -queda con ocho triunfos y los dos reveses con la bonaerense-, llegaba como otra boxeadora, consolidada como campeona mundial. Con una estrategia clara, la “Tuti” dominó la primera mitad de pelea haciendo uso de su excelsa velocidad de desplazamientos tanto frontales como laterales para dejar fuera de distancia a su oponente, y cuando acortaba impactar su jab zurdo en punta y sus derechas cruzadas, boleadas y ascendentes al rostro. Seguía su plan de pelea a la perfección, y por momentos haciendo gala de sus desplazamientos para eludir los arrestos rivales. “La Bonita” buscaba, pero jamás la encontraba, y con el paso de los minutos, las distancias se hacían cada vez más extensas. Pero a partir del final del sexto, la santafesina logró cortarle el ring e hizo pesar su mayor potencia para conectar sus profundas derechas e izquierdas cruzadas a la mandíbula. Y con ambas en el cuerpo a cuerpo, llegó pleno con sus ganchos a las costillas y sus ascendentes al mentón. En el séptimo y octavo Bermúdez siguió imponiendo su presencia y fortaleza física. Por más que las dos llegaban con plenitud, su mayor fortaleza y profundidad ocasionaban más consecuencias. Con el trámite equilibrado en el noveno, y ambas algo cansadas, acusando desgaste del intenso ritmo, Bopp se plantó al intercambio franco, que más mejor le sentía a Bermúdez. Ambas conectaban con plenitud sus cruzados y ascendentes al rostro, sumado a algunos ganchos al cuerpo, que encendían las emociones a los asistentes. Pero sobre el final, con las dos entregando todo lo que les quedaba, y luego de que “La Bonita” descargara su cross diestro al mentón, la “Tuti” cerró mejor las acciones llevándosela contra las cuerdas y combinando su izquierda y derecha cruzada y ascendente a la mandíbula y sus ganchos a los flancos, hasta la campana definitiva en medio del merecido reconocimiento de los asistentes por el enfrentamiento brindado.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibía, al decretar: Juan Carlos Palmieri 98-92, Javier Geido 97-93, y Hugo Tourville 97-93, todas en favor de Bopp. Para NotiFight.com, la victoria fue de 97-93 para la bonaerense, quien ahora deberá decidir con qué cinturones se queda.

Tras un inicio de estudio, Bopp tomó levemente la iniciativa y filtró su jab zurdo al mentón de una santafesina parada de contragolpe, que respondió con un cross diestro a la mandíbula. Con la pelea armándose en el segundo, la bonaerense hizo pesar su velocidad de desplazamientos tanto frontales como laterales, y encontró los ángulos para conectar su derecha cruzada y boleada a la zona alta.

Con Bermúdez algo falta de distancias, en el tercero, “La Tuti” contragolpeó con su izquierda cruzada y su uppercut diestro al mentón, con que la frenó, para luego salir con veloces pasos laterales. Mientras “La Bonita” buscaba sin éxito acortar y la corría por el ring en el cuarto, Bopp eludía los envíos y respondía con su jab zurdo en punta y su derecha cruzada y ascendente a la mandíbula, que llegó por duplicado y con plenitud.

Con el mismo trámite en el quinto, la bonaerense le cedió más la iniciativa a Bermúdez que buscaba con su largo cross diestro a la zona alta, pero sin claridad, caía en la defensa y elusión de la más pequeña. Con empuje en el sexto, “La Bonita” buscó llevársela por delante, y cuando acortó la distancia, distribuyó su derecha cruzada a la mejilla y ascendente al mentón, que llegó plena. Y con decisión, repitió dos profundos cross diestros a la mejilla, que hicieron retroceder a la bonaerense.

Con su mayor potencia en el séptimo, “La Bonita” combinó sus derechas e izquierdas punzantes a la mejilla, haciendo dar un paso atrás a una “Tuti” que luego se plantó, y respondió con su cross diestro a la mandíbula, pero ocasionando menor daño. Con ambas en el intercambio franco en el octavo, la nacida en Villa Gobernador Gálvez hace 24 años impuso el ritmo que mejor le sienta y soltó su cross diestro arriba, pero tras ello la wildense de 30 años volvió a sus rápidos pasos laterales y con su jab zurdo en punta y su cross diestro la mantuvo alejada.

Mientras la tónica se equilibraba en el noveno, Bopp -ya algo cansada y con su rostro algo marcado- punteó con su zurdo arriba saliendo con pasos laterales, pero Bermúdez la encontró con su cross diestro a la mandíbula. Las dos llegaban con claridad. Así entraron al décimo, con ambas acusando el trajín de un intenso enfrentamiento. Cuando parecía que “La Bonita” lograba llevársela por delante con sus derechas cruzadas al mentón y en gancho al estómago, “La Tuti” eludió un envío, y con velocidad fue ella quien se la llevó contra las cuerdas combinando su izquierda y derecha cruzada y ascendente a la mandíbula y sus ganchos a los flancos, hasta que llegaron a la campana definitiva en medio de un resonante aplauso para ambas, por el espectáculo brindado. Ambas se sentían ganadoras. Pero tras la decisión de los jurados, la victoria y el nuevo cinturón fue con justicia para la bonaerense, que ahora debería decidir en qué categoría desea reinar.

De esta forma, Bopp, que pesó 50 kg., que subía de categoría por primera vez en choque ecuménico, sin exponer su corona AMB -de la que lleva catorce defensas- que conquistó primero interinamente el 4 de diciembre de 2008 al vencer en fallo unánime a la venezolana Ana Fernández en el estadio Luna Park de Buenos Aires, para luego refrendar sobre la mexicana Jessica Chávez (DU 10), la colombiana Paulina Cardona (KOT 2), y la mexicana Ibeth Zamora (DU 10)- y la OMB -que lleva diez defensas-, que obtuvo el 6 de noviembre de 2009 en decisión unánime sobre la mexicana Ana Arrazola, también reteniendo en AMB. Tras ello defendió el AMB sobre la mexicana Diana González (KO 2), ambos nuevamente sobre Arrazola (DU 10), ambos contra la estadounidense Carina Moreno (DU 10), ambos sobre la mexicana Yesenia Martínez Castrejón (KOT 9), el AMB sobre su compatriota Daniela Bermúdez (DU 10), el OMB ante la inglesa Suzannah Warner (KOT 1, en Puerto Rico), el OMB sobre la colombiana Olga Julio (KO 2), ambos sobre la mexicana Anabel Ortiz (DU 10), el OMB sobre una vez más sobre Martínez Castrejón (DU 10, en México), el OMB frente a la estadounidense Marisol Miranda (KOT 7, en Puerto Rico), ambos sobre la rosarina Marisa Portillo (DU 10), la venezolana Carolina Álvarez (KOT 6), previo a ceder su invicto el pasado 1 de junio en un ajustado fallo unánime en la revancha con Jessica Chávez -donde no quedó claro si estuvo en juego el título plata minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (WBC)-, en Ecatepec, México, pero que se recuperara el 19 de julio al vencer en un amplio fallo unánime a la rusa Anastasia Toktaulova, defendiendo ambas fajas, en Avellaneda, Buenos Aires, y repitiendo el 6 de diciembre unánimemente sobre la venezolana Ana Fernández reteniendo ambas en Concordia, Entre Ríos. Así, aumenta su marca a 27 victorias (12 KOs) y 1 derrota. En tanto Bermúdez, que registró 50,800 kg., que cuenta en su historial con cuatro coronas -en dos divisiones diferentes-, tras retener en cuatro ocasiones el cetro supermosca interino AMB que conquistó el 12 de mayo de 2012 al vencer en fallo unánime a la mexicana Judith Rodríguez en General Pirán, Buenos Aires, y que refrendó el 24 de agosto de 2012 al dar cuenta de la colombiana Olga Julio por nocaut técnico en el segundo asalto en Rosario, el 8 de febrero de 2012 en decisión unánime sobre la cordobesa Romina Alcántra en Rosario, el 12 de abril siguiente en forma unánime sobre la mexicana Guadalupe Martínez en Roldán, Santa Fe, el 31 de mayo de 2013 liquidó en un round a la frágil colombiana Neisi Torres para alzarse con el título mundial gallo de OMB -que ya no posee- en Bariloche, pero luego el 13 de septiembre defendió por cuarta vez el supermosca interino AMB en fallo unánime nuevamente sobre Judith Rodríguez, en Mar del Plata, y venía de detener a la peruana Laura Lecca por nocaut técnico en el octavo para conquistar su cetro mundial supermosca OMB, suma su décima presentación mundialista, dado que el 30 de marzo de 2012 había obtenido el cinturón gallo interino AMB al vencer por decisión mayoritaria a la venezolana Mayerlin Rivas en Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe, y previamente, el 24 de septiembre de 2011 había disputado sin éxito la minimosca AMB cuando cayó en decisión unánime con Bopp, por lo que desmejora a 16 triunfos (5 KOs), 3 reveses y 2 empates.

En un intenso combate de semifondo, desarrollado en categoría gallo, el ex retador mundialista chubutense Daniel Narváez (53,500 kg. y 20-2-2-1 sd, 9 KOs) doblegó al cordobés Roberto “Pinocho” Marín (53 kg. y 13-33-2, 5 KOs), por puntos, en fallo dividido, tras seis asaltos. Las tarjetas de los jueces fueron: Hugo Tourville 59-57½, y Juan Carlos Palmieri 58½-57, ambas para Narváez, mientras Rubén Ferro falló 59-54 para Marín.

A pesar de la enjundia y el ritmo impuesto por Marín que siempre tomaba la iniciativa, Narváez sacó mayores réditos parado de contragolpe y descargando con precisión su derecha e izquierda cruzada al mentón en los dos primeros. En el tercero, más allá de que el cordobés filtró en la corta distancia su gancho a las costillas y su uppercut diestro al mentón, el chubutense respondió con su largo cross diestro a la lastimada mejilla rival -además con un corte en su ceja izquierda-, y su gancho zurdo a las costillas.

Cuando en el cuarto “Pinocho” avanzaba llevándolo contra una esquina, Narváez conectó un contundente cross diestro al mentón, que casi lo hizo poner rodilla en el suelo. Y antes del descanso, terminaron intercambiando cruzados francos a la zona alta, añadiendo emoción al duelo. En el quinto, Marín siguió imprimiendo su mayor ritmo, buscando con sus envíos arriba aunque sin tanta justeza, mientras el nacido en Trelew, de contra, impactó un profundo cross diestro al mentón. Con su jab zurdo y recto diestro arriba en el sexto, el ex retador mundialista frenó los avances del oriundo de Hipólito Bouchardo. Pero sobre el final, el pleito se friccionó con amarres propuestos mayormente por el chubutense, hasta la campana definitiva.

En combate complementario, en duelo revancha llevado a cabo en categoría superligero, la ex representante de la selección argentina amateur, la porteña Celeste “La Bestia” Peralta (63,500 kg. y 5-0, 1 KO), dominó a la entrerriana María “La Mala” Ruiz (63 kg. y 5-7-1), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds, luego de que el pasado 18 de enero la porteña radicada en González Catán se impusiera en decisión unánime en seis vueltas en San Clemente del Tuyú, Buenos Aires. Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 60-55, Juan Carlos Palmieri 60-54, y Marcos Argamonte 60-54.

En otros resultados de la noche, en choque de bonaerenses en división mediano, el azuleño Luis Panario (72,500 kg. y 9-7, 6 KOs), se deshizo del morenense Luis Alejandro “Pupi” Moreno (72,500 kg. y 16-4-5, 11 KOs), por nocaut técnico en el segundo capítulo, tras enviarlo a la lona en el primero y liquidarlo al comenzar el segundo con un contundente cross diestro al mentón, que lo mandó sin respuestas contra las cuerdas.

Finalmente, en peso supergallo, el bonaerense Miguel Ángel Correa (55,300 kg. y 5-3-0, 2 KOs) dio cuenta del mendocino radicado en Río Grande, Adrián “El Renegado” Dimas Garzón (55,300 kg. y 9-18-0-1 sd, 1 KO), por nocaut técnico en el primer episodio, luego de enviarlo al suelo en dos ocasiones y que la segunda se torciera marcadamente su tobillo izquierdo.


You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply