Internacional

BRADLEY QUIERE CREDIBILIDAD ANTE MANNY PACQUIAO

By

on

Pacquiao_Bradley_finalPC_140409_002a Pacquiao_Bradley_finalPC_140409_003a Pacquiao_Bradley_finalPC_140409_004a Pacquiao_Bradley_finalPC_140409_005a Pacquiao_Bradley_finalPC_140409_007a (1)

Zanfer Promociones

En la última conferencia de prensa previo a la esperada pelea de revancha entre el astro filipino Manny Pacquiao y Timothy Bradley en el MGM de Las Vegas, Nevada aun no hay un claro favorito entre los expertos y la prensa especializada.

Pacquiao (55-5-2, 38 KOS) buscara recuperar el campeonato mundial de peso welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante Bradley (31-0-0, 12 kos) , quien le arrebato el título mundial filipino en un controversial fallo el 12 de junio del 2012 en el mismo escenario y será transmitida por HBO en PPV y en México por Azteca 7, La Casa del Boxeo.

Tim Bradley sabe que peleará buena parte de su credibilidad boxística, hasta para si mismo, frente a Manny Pacquiao este sábado.

El campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo reconoce que la dudas que sembró la discutida decisión a su favor sobre Pacquiao en el 2012 le afectaron y casi terminan con su carrera.

Todo, a pesar de que debió ser lo contrario por haber derrotado al entonces considerado mejor boxeador del mundo libra por libra.

“El mundo del boxeo sintió como que me había robado algo”, dijo Bradley, en entrevista exclusiva con ESPN. “La pelea estaba hecha para que ganara Pacquiao y después se enfrentara contra Mayweather. Pero aparecí yo y eché todo a perder”.

“Pero mucha gente lo quiso ver de otra manera”, añadió. “Muchos comenzaron a ofenderme en la calle, en las arenas de boxeo, por todos lados. Estaba decepcionado del boxeo porque nadie quería reconocer que yo había hecho mi trabajo. Pensé en terminar con el boxeo”.

Bradley dijo que su familia y horas de pensamientos en lo que había hecho bien y mal durante la pelea contra Manny Pacquiao, así como el resto de carrera invicto ayudaron a que saliera de ese mal momento.

Al contrario, mencionó que fue la coyuntura para darse cuenta de que estaba en su mejor momento, que había vencido a un boxeador histórico, pero que debería enfrentarlo otra vez para demostrarle a los escépticos su capacidad por segunda ocasión frente al filipino.

“Ese mismo día, antes de que anunciaran al ganador, yo sabía, estaba convencido de que Tim había ganado”, dijo el entrenador de Bradley, Joel Díaz. “De hecho, le dije a alguien en nuestra esquina que levanta a Tim porque habíamos ganado, mucho antes de que anunciaran la decisión”.

Díaz dijo que de cualquier manera estaban preparados para propinarle otra derrota al ocho veces campeón mundial en diferentes divisiones.

“El sábado verán a un Bradley más hambriento que nunca, en mejor momento”, añadió. “Todos verán su determinación para vencer a Pacquiao”.

“Manny es uno de los boxeadores más importantes de la historia”, agregó el entrenador. “Pero todo tiene principio y fin. Creo que este es el fin de Manny”.

Bradley ha reiterado frente a cualquiera que está listo para noquear a Pacquiao y evitar cualquier otra duda, a pesar de que su marca invicta en 31 peleas sólo muestra 12 nocauts.

Este viernes será la ceremonia de pesaje oficial.

PHOTOS BY CHRIS FARINA/TOP RANK

 

 


You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply