BOX II

PIQUET MARTÍNEZ VS TORITO JIMÉNEZ, POR CETRO HISPANO EN SAN JUAN PANTITLÁN ¿Y QUÉ HAY DEL FALLO “REVERTIDO” EN EL FORO POLANCO?

By

on

DONDE

José Luis Velázquez Torres/Corresponsal

México, D.F. Marzo de 2014

Este sábado 29 de marzo la empresa Boxeo de gala hace retornar el boxeo a la Arena San Juan Pantitlán en Ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México, teniendo como platillo fuerte la actuación de Juan José “Piquet” Martínez y Carlos “Torito” Jiménez, quienes se estarán disputando el cetro hispano de la categoría ligero junior -130 libras- del CMB, que se encuentra vacante.

Juan José Martínez muestra foja de 19 victorias y una sola derrota, además de que en 2011 se consagró campeón ligero en el certamen del Cinturón de Oro, y en estos momentos adelantó sentirse optimista y aseguró que este sábado “vamos a dar una gran pelea”, y enfatizó que su mayor deseo es hacer “un gran papel en el boxeo y no descansar hasta obtener un título del mundo”.

El “Piquet” reconoce que tiene enfrente a un rival duro en demasía como lo es Carlos “Torito” Jiménez, a quien superó por decisión unánime el 31 de agosto en Calpulalpan, Tlaxcala.

“Ya estoy trabajando en la táctica para contrarrestar el estilo de golpes que suele lanzar Carlos Jiménez, quien viene a ser un rival que me ocupa, mas no me preocupa. Estoy listo para la victoria; no importa si se presenta ésta por nocáut o por decisión, pero con que salga con la mano en alto, me doy por bien servido”, asentó Juan José Martínez.

¿Qué hay acerca del fallo “revertido”?

El pasado lunes 24 de marzo el manager Luciano “Chano” Rodríguez hizo saber a la mesa directiva de la H. Comisión de Box del D.F., que su pupilo Luis Miguel Montaño continúa teniendo manchado su historial en Boxing Records, donde la victoria avalada por este organismo el pasado 21 de diciembre de 2013 en el Foro Polanco sobre el canadiense Tyler Asselstine, está marcada como derrota.

Como se recordará, quedó para la historia ese insólito desbarajuste que los medios difundimos como “fallo revertido” y que a la postre, el entonces presidente de la H. Comisión distritense, el campeón del mundo Rafael Herrera, hizo oficial que el triunfo correspondía a Luis Miguel Montaño por nocáut técnico.

La preocupación tanto de Chano Rodríguez como de Roberto Rocha, quienes dirigen la carrera de Montaño, es lo desfavorable que resulta para su pupilo el que se continúe señalando como perdedor, ya que como lo manifestó Tomás Tavira –secretario de la Unión de Managers- “los promotores del extranjero a los cuales les estamos proveyendo de peleadores, están tomando mucho en cuenta lo que se señale en Boxing Records”.

Pues, este “fallo revertido en apariencia” sí que resulta complejo para la actual mesa directiva de la ComBox, puesto que a un mes de asumido sus respectivos cargos, escasa o nulamente tendrán respuestas a lo acaecido en el Foro Polanco. Y se debe resaltar que en éste el lugar de los hechos, parecen haberse suscitado los delitos dolosos como lo son la extorsión, el chantaje, las amenazas y el incitamiento a la violencia en un lugar público, de los cuales asoma como principal indiciado el Lic. Cuitláhuac Maldonado Rosales.

Todo comienza durante el pleito en el que con marrullerías y todo, Tyler Asselstine se mantenía dominante sobre Luis Miguel Montaño, hasta que en el sexto giro éste lo prendió con un upper-cut de derecha pleno al mentón que desmadejó la guardia del canadiense, que inclusive asomaba media cabeza por entre las cuerdas.

La indecisión del réferi José Medel –dada la “pachorra” que suele aflorarle- orilló a que el comisionado en turno, Lic. Iván Rodríguez activara los focos rojos e hiciera sonar la chicharra para decretar el respectivo nocáut técnico. Pleito bien detenido, ni duda cabe.

Al momento surgieron las airadas –y majaderas- protestas por parte tanto de Asselstine como de otros dos norteamericanos. Inclusive con manoteos fueron a conjugarle el verbo “to fuck” a todo volumen en presente, pasado, futuro, gerundio y demás tiempos, a la comisionada Dulce María Jurado Ávila, a escasos centímetros de donde se encontraba ella.

Los indicios de la existencia de extorsión, afloraron cuando el promotor Raúl Maldonado adoptó una postura que ni por donde asumirían ni su señor padre Don Ricardo ni tampoco su hermano Ricardo. A este medio le consta que Raúl se aproximo para con Iván Rodríguez para decirle con cierto dejo de angustia:

“-¡No me hagan ésto! ¡Si no revocan el fallo… qué no va a pelear Vargas!… Tengo el compromiso con la televisión y…

Se refería Raúl Maldonado a Samuel Vargas, el colombiano avecindado en Canadá, que habría de encarar a Pablo “Sepulturero” Munguía, que bien hubiera estado que mejor no contendiera, ya que a pesar de habérsela pasado corriendo durante los diez rounds, el ponchador de Cuajimalpa le propinó la felpa de su vida. Basta decir que Vargas en su actuación, hizo recordar a “Mantequilla”, pero no nuestro José Ángel, sino a Fernando Soto en esa cómica escena que la hace de sparring en el filme Pepe el Toro.

Bueno, y a todo esto, ¿qué no tenía Vargas un contrato que cumplir con o sin fallos revocados en compromisos ajenos a de él? Pero bueno, se deduce que con amenazas, la esquina canadiense “ya le había leído la cartilla” al grado de intimidar a Raúl Maldonado.

Nadie sabe lo que pasó en los vestidores, pero como a los 15 minutos el anunciador Marlon Pérez hizo público -y en televisión nacional- que el fallo del nocáut técnico había sido revocado y que por “decisión técnica” el canadiense Tyler Asselstine era el triunfador.

La indignación cundió entre los presentes y sin duda que también entre los millones de aficionados, que de momento aguantaban la burla y pedían… más bien exigían una explicación del despojo del que había sido objeto el capitalino Luis Miguel Montaño.

¿Y el canadiense Tyler? ¡Qué va! Ése cábula después de saberse el “fallo revocado” a su favor, allí que anduvo posando y paseando su impunidad: aun con los calzoncillos de batalla, se erguía en la plataforma e iba y venía del vestidor a la esquina de Vargas.

Total que el lunes 23 de diciembre Rafel Herrera ratificó que el resultado era nocáut técnico a favor de Luis Miguel Montaño y el Lic. Iván Rodríguez se abstuvo en ahondar en explicaciones, pero hizo público que de lo acaecido en el Foro Polanco se haría del conocimiento de la Procuraduría General de Justicia del D.F., así como también de la Secretaría de Relaciones Exteriores y que en 24 horas emitiría el respectivo comunicado de prensa… Bueno, pues esas 24 horas, se le hicieron 24 días y apuntan para convertirse en 24 semanas.

Ahora, aquí vale la pena poner a trabajar la intuición:

¿Habrán comenzado por cuenta propia los canadienses el escándalo y los presumibles delitos dolosos de extorsión, chantaje y amenazas?

¿Se animarían aun sabiéndose en patio ajeno?

¿No apuntan más las sospechas de haber azuzado a la violencia a Cuitláhuac Maldonado, que era parte de la esquina de Tyler Asselstine? Sí, a la violencia. Entonces, ¿cómo se le pueden llamar a los movimientos, vociferaciones y gesticulaciones de los güeros para con la comisionada?

¿Qué no pudo todo esto poner en peligro la integridad física de los presentes?

Las teorías del grado de responsabilidad de Cuitláhuac Maldonado, se refuerzan dado a que en la red social de Facebook, él mismo y con aires de vanaglorismo, ha publicado el documento en el que se señala el cambio de fallo, mismo que no fue avalado por la Comisión. Pero en fin, en la página y al calce de lo que parece ser una copia fotostática se puede leer lo siguiente

“fotocopia de la Papeleta oficial para anuncio de resultado donde consta el triunfo de Tyler Asselstine, corregido de puño y letra por Ivan Rodríguez, Comisionado en la función y quien revocara el fallo emitido por él mismo, en donde admitió, tanto al promotor como a periodistas presentes haberse precipitado en la detención de la pelea. — con Isaac Guerra y 3 personas más.”

De ser llamado a cuentas Cuitláhuac Maldonado, no es remoto que intente argumentar que ahora es otra la administración en la Comisión y que ésto que lo otro…. Bueno, pues lo que sea o resulte, penalmente no lo exime de sus responsabilidades como indiciado de los de sobra mencionados delitos dolosos.

Vía de mientras, Lic. Iván Rodríguez, lo seguimos esperando… No vaya a salir que finalmente serán 24 meses los que ocupa para terminar de lavar esta mancha que sigue avergonzando al boxeo capitalino.

 


You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply