Trascendió que...

LO DICHO, MARIO MUÑOZ VOLVERÁ A PAGAR LA SANCIÓN, PERO CON RECIBO FISCAL

By

on

1077801_303046886507498_1464485514_o

José Luis Velázquez/México

En abril pasado, la promotora Ring Side América presentó una función en el Casino Win&Win de San Ángel, la cual resultó ser un desastre en las manos del programador Lic. Cuitláhuac Maldonado, asistido por un tal Flavio Aved; basta hacer mención que la primera campanada se dejó oír hasta las 11:00 pm, por la razón que el ring no había sido instalado.De allí surgieron los problemas de que el cheque para la ComBox carecía de fondos -mismo que fue presentado y fotografiado por los medios en la asamblea anterior- y circulaba la versión de que no se les había pagado a los peleadores.

Bueno, el mismo lunes 5 de agosto, el Lic. Mario Muñoz -dirigente de Ring Side América- hizo acto de presencia a la par de su socio el Lic. Eric García, para extender la correspondiente explicación y a sanear todo asunto pendiente de con la Comisión.

Reconociendo que escogió de manera equivocada a sus colaboradores, el Lic. Muñoz aseguró que a ello se sumó el extravío de la chequera, pero que a los peleadores les pagó después de la función en un Starbucks del rumbo y que la deuda con las autoridades rectoras del pugilismo, “pues, las creía saldada, pero ya veo que el que el representante ante ustedes no hizo lo que se suponía”… Con claridad, el promotor quiso dar a entender que el aludido se hizo “maje” con la “feria” y que para compensar la paciencia del público, a éste se le obsequiaron pases para jugar en el Win&Win.

Al término de la reunión, aun no se decidía Mario Muñoz en mencionar el nombre de su “programador estrella” que le dio el “embarcón”, para no quedar “como alguien que apuñala por detrás”…

Y ni falta hace que se moleste usted, “mi Lic.”, ya que de sobra se sabe que fue Cuitláhuac Maldonado, el que “muy dueño de la situación”, acudió a la “H.” para dar a conocer su cartelera… Y el que DEPORTES HOY no haya acudido a su función, realizada en terrenos de los “Rings del Altiplano”, ello obedeció a que cuando quien esto escribe se acercó a su matchmaker para solicitarle una copia del programa, éste con aires despectivos, aseguró: “Mmm, ni siquiera guardé una para mí”.


3 Comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply