Nacional

ADRIÁN HERNÁNDEZ SE CONFIESA: ‘QUIERO HACER EL MAYOR NÚMERO DE DEFENSAS’

By

on

Especial/México

Fotos: Pepe Rodríguez

 

Con enorme gesto de satisfacción y una sonrisa que a cualquiera contagiaba, así fue como Adrián Hernández platicó con los medios especializados después de su gran victoria sobre el tailandés Kompayak Porpramook, a quien destronó del título minimosca del Consejo Mundial de Boxeo por nocaut técnico en el sexto capítulo, anoche en el Centro de Convenciones en su natal Toluca en función que organizó Punch Sports con el apoyo del gobierno del estado de México

Con esta victoria, el ídolo mexiquense se proclamó por segunda ocasión en su carrera monarca universal en las 108 libras avalado por el WBC, al cobrar desquite frente al tailandés, quien en diciembre del año pasado le había arrebatado su título en Bangkok, pero en esta ocasión la historia fue otra, una que se pintó de verde, blanco y rojo, en una gran noche para el boxeo de nuestro país al sumar un campeón a la lista.

No importaron los vendoletes en el rostro que traía el ‘Confesor’, uno en la ceja izquierda y otro en el tabique nasal, producto de la intensidad de la reyerta con el asiático, que definió a su favor en base a su pegada, resistencia y un hambre de triunfo que se reflejó en el ring, por lo que ahora, el siguiente paso es mantenerse como un campeón sólido haciendo el mayor número de defensas posibles.

“Sabíamos que el tailandés no vendría a regalar su cinturón, por algo era el campeón del mundo; en la revancha no podía perder con mi afición apoyándome y ahora el objetivo es hacer el mayor número de defensas posibles y vamos a trabajar muy duro para lograrlo”, expresó el púgil toluqueño, de 26 años de edad.

El ‘Confesor’ le dio crédito de la victoria a toda su esquina encabezada por el histórico Ignacio Beristáin, como muestra de humildad y el trabajo que realizaron a lo largo de las doce semanas de la preparación para este combate.

Incluso, un momento crucial en el pleito fue en el cuarto round cuando el tailandés lo cortó en la ceja izquierda producto de un testarazo y así explicó ese momento.

“Estábamos haciendo nuestro boxeo, pero el corte se me complicó un poco por la sangre, pero al llegar a la esquina me dijeron que estuviera tranquilo, que todo estaba controlado y por eso salí con todo, por esa confianza que me brindaron y sabía que pronto llegaría el nocaut y así pasó”, expresó el mexiquense.

Respecto al apoyo de su público que abarrotó el Centro de Convenciones en plena capital mexiquense, manifestó: “su buena vibra y apoyo lo sentí desde que iba hacia al ring; todo eso me motivó aún más y decía por dentro: ‘no puedo perder, voy a ganar’ y no defraudé a la gente que creyó en mí, esta victoria es para todos ellos y mi equipo de trabajo”.

Por lo pronto, descansará un par de semanas en lo que sanan los cortes y al término de ese lapso platicará con su apoderado Salvador Briman, para buscar defender su título a mediados de diciembre.

 


1 Comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply