Destacados

El Proceso legal de Golden Boy Promotions y ‘El Canelo’

By

on

 

Beatríz Pereyra/México, PROCESO

REPORTAJE ESPECIAL

 

 

En su comparecencia ante una Corte de Miami por la demanda que la empresa All Star Boxing Inc., presentó en su contra por incumplimiento de contrato, el boxeador mexicano Saúl Canelo Álvarez alegó que firmó dicho documento sin haberlo leído, sin saber que se trataba de un contrato y sólo porque creyó que con ese papel podría tramitar una visa para viajar a Estados Unidos.

 

De acuerdo con su declaración juramentada, que fue tomada el pasado 5 de enero por el abogado Alejandro Brito, El Canelo manifestó que hasta ahora entiende que el documento que firmó el 15 de septiembre de 2008 es un contrato de promoción con exclusividad que lo liga por un periodo de por lo menos cuatro años a la promotora All Star Boxing (ASB), encabezada por Félix Zabala Jr.

 

El pugilista refirió que ni él ni su manager, José Chepo Reynoso, quien también signó el contrato, hablan inglés y que fue su exrepresentante Rafael Mendoza quien les dijo que lo firmaran. Agregó que estuvo de acuerdo porque de esa manera podría tramitar su visa y “cumpliría mi sueño de pelear en Estados Unidos”.

 

A continuación se reproducen algunas de las preguntas que el abogado Brito le formuló al boxeador. Todas fueron tomadas de la declaración en el caso 10-25018 CA 31 que se lleva en el Tribunal de Circuito del Undécimo Circuito Judicial del Condado de Miami-Dade, en Florida, Estados Unidos. Es un documento de carácter público del que Proceso obtuvo una copia.

 

–¿Por qué firmó el documento sin saber lo que decía?

 

–Porque Mendoza le dijo a Chepo Reynoso. Reynoso confía en Mendoza y yo confío en Reynoso. Mendoza le comentó a Chepo que era para obtener la visa, no para promocionarme.

 

–Pero firmó un documento que claramente dice que es un contrato de promoción.

 

–Ahora me doy cuenta, en ese entonces no.

 

–¿Por qué no se percató de que dice “contrato de promoción” si está en la primera hoja que firmó?

 

–No me acuerdo.

 

–En la última página, al lado de su firma, dice en español “entendido y acordado”.

 

“Amnesia”

 

En su declaración, Álvarez contestó en 154 ocasiones “no me acuerdo” y en otras tantas “no sé”. Por ejemplo, fue incapaz de recordar qué documentos llevó a la embajada de Estados Unidos en México cuando tramitó esa visa. Tampoco se acordó qué preguntas le hizo el cónsul que lo entrevistó.

 

Mencionó que las únicas peleas en las que ASB fungió como su promotora fueron las que sostuvo contra Raúl Pinzón (5 de diciembre de 2008, en Miami), Gabriel El Rey Martínez (18 abril de 2008, en Nezahualcóyotl) y Axel Rodrigo Solís (el 22 de febrero de 2008, en Nezahualcóyotl). También refirió que ya no utiliza esa visa para viajar a Estados Unidos. Tampoco se acordó en qué fecha Golden Boy Promotions –empresa de Óscar dela Hoyacon la que actualmente tiene un contrato– le tramitó una nueva visa ni fue capaz de recordar cuándo firmó el documento que lo liga a esta promotora.

 

–¿Cuál es el acuerdo financiero entre usted y Golden Boy Promotions?

 

–No me acuerdo.

 

–¿Firmó con Golden Boy porque ofrecieron darle más dinero del que podría obtener con All Star Boxing?

 

–No.

 

–¿El contrato especifica cuánto va a ganar por pelea?

 

–No me acuerdo.

 

–¿Ya se le pagó una cantidad?

 

–No me acuerdo.

 

–¿No se acuerda si obtuvo un simple dólar?

 

–No me acuerdo.

 

–¿Ha firmado otros contratos con Golden Boy Promotions?

 

–No me acuerdo.

 

Este semanario publicó que, en abril de 2010, All Star Boxing demandó al Canelo por incumplimiento de contrato, así como a la empresa Golden Boy Promotions (GBP) por interferencia ilícita en una relación contractual (Proceso 1855).

 

De acuerdo con la demanda, ASB fue la promotora en nueve peleas que el púgil sostuvo entre octubre de 2008 y diciembre de 2009. La primera de ellas contra Larry Mosley, en California, que marcó su debut en el mercado estadunidense.

 

Por esa razón, la empresa tramitó su visa de trabajo del tipo P-1 que sólo se otorga a deportistas y artistas extranjeros que visitan Estados Unidos para participar en eventos específicos de su profesión. En su querella, ASB alega que Álvarez ha viajado a este país y continúa haciéndolo con la visa que le gestionó.

 

Como parte del proceso judicial fueron citados a declarar Óscar dela Hoyay el vicepresidente de GBP, Eric Gómez. Bajo juramento, ambos refirieron que cuando firmaron al Canelo no sabían que existía un contrato con ASB, ya que las negociaciones las hicieron a través de Rafael Mendoza, quien desde que el pugilista era menor de edad les dijo una y otra vez “no se preocupen, él está con ustedes”.

 

En su declaración rendida el 10 de enero de 2012 en las oficinas de Golden Boy Promotions, en Los Ángeles, California, Dela Hoyadijo que de haber sabido que Álvarez tenía promotor habría contactado a Félix Zabala Jr., para firmar un acuerdo de copromoción o llegar a un arreglo.

 

Explicó que en 2007 supo de la existencia del Canelo porque Rafael Mendoza le habló de él. Dice que le interesó el prospecto y le pidió a sus colaboradores Eric Gómez y a Richard Schaefer que lo firmaran para su empresa. Como no pudieron, aclara, tuvo que intervenir él mismo, por lo que a comienzos de 2009 se reunió hasta en tres ocasiones con Mendoza, a quien siempre le preguntaba si Álvarez ya había firmado con otro promotor y siempre respondía que no.

 

La prueba número 2 presentada en la comparecencia de Óscar dela Hoyaes un contrato por cinco años con validez a partir de septiembre de 2009 que fue enviado por fax desde las oficinas de GBP a Mendoza el 16 de julio de 2009. De su puño y letra, Dela Hoyaescribió: “Sr. Mendoza, fue un gran placer para mí. Estoy muy satisfecho de trabajar con usted”.

 

Otra prueba consiste en un contrato en español firmado por Dela Hoyael 21 de enero 2010. Ahí se establece que por cada pelea, GBP pagará a Saúl Álvarez “no menos de 250 mil dólares”, y que su primer combate sería programado para mayo de ese año.

 

En el párrafo tres se indica que El Canelo recibirá un bono de 1 millón de dólares, de los cuales 300 mil serán pagados al momento de firmarlo. También quedó escrito que cuando el pugilista participe en una pelea estelar difundida por la cadena de televisión HBO en PPV (Pago Por Evento), recibirá 400 mil dólares.

 

Evidencias

 

En la declaración que rindió como parte del proceso judicial en contra de Álvarez y de Óscar dela Hoya, Eric Gómez indicó que una versión en inglés del contrato fue firmada el 19 de marzo de 2010, y quedó registrada antela Comisiónde Box de California el 26 de abril del mismo año. El 19 de septiembre signaron un tercer contrato “más largo” en el que se estableció que trabajarían juntos en 11 peleas, y que el bono de 1 millón de dólares se pagaría en tres partes.

 

Mencionó que aunque el acuerdo establecía que no cobraría menos de 250 mil dólares por pelea, al Canelo se le pagaron sólo 150 mil cuando enfrentó a José Miguel Cotto (1 de mayo); 200 mil al pelear contra Carlos Baldomir (18 de septiembre); 350 mil cuando ganó el título welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante Matthew Hatton (5 de marzo 2011), y 1 millón 300 mil dólares al contender contra Alfonso Gómez en la segunda defensa de su título, combate en el que cobró los 200 mil dólares que le adeudaban del bono.

 

Aunque Gómez también alegó que él no sabía que Álvarez tenía un contrato con ASB, el abogado Alejandro Brito exhibió dos pruebas que demuestran lo contrario:

 

1) Un correo electrónico que el jefe de operaciones de GBP, David Itskowitch, le mandó a su correo eric@goldenboypromotions.com el 5 de diciembre de 2008 con el asunto “Saúl Álvarez” y en el que escribió: “¿Sabes que está peleando en el programa de Tuto Zabala en Telemundo?”. Gómez contestó: “Sí, ya ha peleado con él muchas veces”. Gómez le explicó a Brito que estaba hablando de Mendoza, no del Canelo y que sólo era la continuación de una charla telefónica.

 

2) Un correo electrónico que el 17 de enero de 2010 el jefe ejecutivo de GBP, Richard Schaefer, envió con una nota del portal Fightnews. En este mail indicaba que la promotora Top Rank, de Bob Arum y All Star Boxing, de Félix Tutico Zabala Jr., estaban en pláticas para que Top Rank representara al Canelo en el mercado estadunidense.

Schaefer escribió: “¡No podemos permitir que esto pase!”. Y Gómez contestó: “Estoy de acuerdo, he desperdiciado cinco años con Mendoza y aún no se ha comprometido. No confió en él”. Schaefer devolvió el mail: “Yo tampoco. Es una de las peores personas, pero todavía necesitamos al Canelo. Confío en ti y en Óscar”.

 

Cuatro días después de ese correo electrónico, El Canelo firmó con Dela Hoya.

 

Gómez confesó que cuando leyó la información de Fightnews se comunicó con Mendoza, quien, como siempre, le dijo que no se preocupara, “él está con ustedes”.

 

–Nadie de Golden Boy confiaba en Mendoza, quien durante años les dio largas. Cuando usted vio que Top Rank se acercaba a Zabala, ¿sólo pensó en llamarle a Mendoza? –le preguntó Brito a Gómez.

 

–Sí. Creo que también me comuniqué con Chepo; él como manager debía saber si el boxeador tenía o no un promotor. Y nunca me dijo que lo tuviera.

 

–¿No fue una imprudencia que usted, como vicepresidente de Golden Boy Promotions, no investigara por su cuenta si All Star Boxing era el promotor del Canelo? Había un e-mail diciendo con urgencia que ustedes tenían que firmarlo.

 

–No, porque internet no es confiable. Es Fightnews no es CNN. Lo que escriben ahí es 90% inexacto.

 

–De ser así, ¿por qué se preocupó y llamó a Chepo y a Mendoza?

 

–Porque lo leí y me alarmé.

 

El 9 de junio de 2010, David Itskowitch envió a Gómez otro correo electrónico para preguntarle acerca de la visa P-1 de Álvarez. Aquél le contestó: “Me van a mandar copias; tomará un par de días porque él (Canelo) está vacacionando en Nueva York”. En otro mail, con copia para Schaefer, Itskowitch los apresuró con el argumento de que Frank Ronzio, abogado de GBP, necesitaba elaborar el documento para solicitar la visa. Y añadió: “Él actualmente tiene una visa que fue pedida por All Star Boxing, pero que puede ser revocada en cualquier momento”.

 

Con esta información queda claro que la visa que utilizó Álvarez cuando viajó a Estados Unidos para pelear con José Miguel Cotto (1 de mayo) fue la que tramitó la empresa de Félix Zabala Jr.

 

Trajín de las visas

 

El 17 de junio de 2010, Eric Gómez mandó un correo electrónico a Eddie Reynoso, hijo de Chepo y coentrenador del Canelo, a quien le avisó que GBP estaba tramitando la nueva visa del pugilista y que necesitaba que firmara unos documentos para iniciar el trámite, pues “en cualquier momento Tuto puede cancelar la visa. Firma esto y regrésamelo”.

 

También le preguntó si estaba de acuerdo con un archivo que adjuntó en el que planteaba que la próxima pelea del mexicano sería el 18 de septiembre en Los Ángeles o Las Vegas, con una bolsa de 250 mil dólares. No se consignó el nombre del oponente porque se trataba de una pelea potencial.

 

Como la visa que ASB tramitó para El Canelo tenía vigencia hasta el 30 de septiembre de 2012, GBP tuvo que solicitar una visa de turista para que participara en una conferencia de prensa en Los Ángeles, a fin de promocionar su próxima pelea ante Carlos Baldomir.

 

Para tal efecto, Golden Boy mandó una carta urgente a la embajada de Estados Unidos en México –fechada el 23 de julio de 2010– para tramitar una visa Tipo B (turista).

 

“Después de la conferencia, el Sr. Álvarez regresará ala Ciudadde México a continuar su entrenamiento. El Sr. Álvarez fue previamente empleado por All Star Boxing. Inc. y le fue expedida una visa con validez del 3 de octubre de 2008 al 1 de abril de 2009. El Sr. Álvarez ya ha contratado un bufete de abogados en Los Ángeles para tramitar una visa P-1 através de Golden Boy Promotions”, dice la misiva.

 

No obstante, fue hasta el 29 de agosto de 2011 cuando, en su calidad de vicepresidente de GBP, Eric Gómez solicitó la visa de trabajo adecuada para que el Canelo pueda pelear en Estados Unidos. Redactó una carta de petición de visa para Saúl Álvarez, José Reynoso, Marlon Alberto Reynoso y Edison Reynoso:

 

“Una vez más solicitamos, de la manera más atenta, visas tipo P-1 y P-S. El Sr. Saúl Álvarez, actual campeón mundial welter del CMB, participará en varias peleas próximamente en los Estados Unidos. Adjunto encontrará una copia del contrato promocional entre el Sr. Saúl Álvarez y Golden Boy Promotions, válido hasta el 17 de septiembre de2014”.

 

De acuerdo con un e-mail que Gómez mandó a Itskowitch, la embajada otorgó una visa de turista por 10 años a Álvarez.

De lo anterior se desprende que si GBP tramitó en 2011 una visa P-1 para El Canelo, para las peleas contra José Miguel Cotto, Carlos Baldomir y la del título ante Ricky Hatton, Álvarez ingresó a Estados Unidos con la de All Star Boxing.

 

–¿Sabe cuáles son las sanciones si El Canelo violó las leyes migratorias de Estados Unidos? –le preguntó Alejandro Brito a Eric Gómez.

 

–No tengo idea.

 

–¿Sabe que al excampeón Edwin Valero (venezolano) le revocaron la visa y no puede regresar a Estados Unidos?

 

–No, no tengo idea.

 

–¿Sabe si la visa del Canelo puede ser revocada por pelear para Golden Boy Promotions y viajar con una visa conseguida por All Star Boxing?

 

–No tengo idea

 

–¿Le preocupa que eso pueda pasar?

–Sí.

Gómez también declaró que en la semana previa a la pelea contra José Miguel Cotto, cuando se enteró de la demanda de ASB, le preguntó por primera vez al Canelo si había firmado algún contrato con un promotor. “No, pendejo, yo no firmé nada”, le respondió.


You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply